Corrupción y elecciones

Mauricio Juárez*

EL gobierno de Andrés Manuel López Obrador inició la persecución política en contra de sus adversarios en aras de ganar las 15 gubernaturas en juego el próximo año y la mayoría en la Cámara de Diputados.

Aun cuando el presidente tiene niveles de aceptación todavía altos, algo están observando en Palacio Nacional que están gastando sus municiones para la elección intermedia.

El combate a la corrupción, bandera de campaña y de gobierno de López Obrador, viene acompañado por la importancia que para el mandatario tienen las elecciones de 2021.

En ese contexto, le permitieron a Emilio Lozoya Austin seguir su proceso judicial en libertad, a cambio de que colabore con la Fiscalía General de la República y revele nombres de encumbrados personajes del sexenio pasado, como podrían ser el expresidente Enrique Peña Nieto y su secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Las últimas semanas, el gobierno ha dirigido sus baterías en contra de Miguel Ángel Osorio Chong, exsecretario de Gobernación y actual coordinador del PRI en el Senado, a quien, primero, acusaron desde la Secretaría de la Función Pública de enriquecimiento ilícito y, el viernes pasado la FGR solicitó órdenes de aprehensión en contra de 19 ex funcionarios de la Policía Federal, algunos muy cercanos al hidalguense.

Enrique Peña Nieto

Nada es casual. El presidente López Obrador sabe que su partido, Morena, no puede perder la mayoría en la Cámara de Diputados, porque su proyecto de Nación se perdería en los pasillos del Congreso.

Por eso, López Obrador está en campaña permanente desde las conferencias matutinas. Todos los mensajes que envía tienen intencionalidad: desprestigiar a la oposición y que Morena gane las elecciones de 2021.

Con aproximadamente 50 por ciento de aceptación, el tabasqueño inició la campaña para la elección intermedia, frente a una oposición deslucida y, en muchos casos, señalada, con o sin razón, de corrupción.

Nadie sabe si derivado de esas acusaciones al gobierno pasado, Peña Nieto, Osorio Chong o Luis Videgaray pisarán la cárcel. Pero exponerlos al escarnio público, sí da votos, y eso es lo que más le ocupa al presidente López Obrador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: