Las humillaciones a la Guardia Nacional

Mauricio Juárez.-

La Guardia Nacional, creada a iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, para combatir la inseguridad, se ha convertido en una institución a la que se le puede humillar sin que haya castigo en contra de sus agresores.

Los integrantes de ese cuerpo de seguridad tienen la orden de no responder, a pesar de que muchas veces sus atacantes son parte de la delincuencia organizada, y replegarse para evitar enfrentamientos.

Este organismo, integrado por militares, marinos y expolicías federales, tiene como propósito resguardar la seguridad; sin embargo, en esa labor sus elementos han tenido que soportar pedradas, huevazos e, incluso, que los desarmen, los sometan y se conviertan en moneda de cambio.

La última humillación sucedió en la presa La Boquilla, en Chihuahua, cuando fueron atacados a palazos por agricultores, quienes exigen que se deje de extraer agua para pagar un adeudo a Estados Unidos que data de 1944.

Guardia Nacional

Este conflicto escaló a lo político, pero lo más peligroso es que elementos de la Guardia Nacional son acusados por la muerte de Jésica Silva, y 17 de ellos fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Chihuahua para ser investigados y juzgados por un tribunal civil.

Testigos de ese ataque señalan a los elementos de la Guardia Nacional. El asesinato se dio el martes, mismo día en que los agricultores desalojaron a los elementos del órgano de seguridad de La Boquilla. Silva, y su esposo, Jaime Torres –herido de gravedad–, estuvieron en la protesta.

El gobierno no debe tolerar más agresiones, porque eso ha generado malestar entre los militares que son parte de la Guardia Nacional. Además de que soldados y marinos no están capacitados para realizar tareas de seguridad, tienen que soportar constantes humillaciones.

El conflicto en La Boquilla tiene su origen en la mala política por parte del gobierno, particularmente de la Conagua y de su titular Blanca Jiménez Cisneros. No ha dialogado ni negociados con los agricultores. Por desgracia eso ya ocasionó la muerte de una persona.

La Guardia Nacional está ahora en el centro del debate por su actuación en Chihuahua.

Pero ¿cuánto más soportarán los militares, marinos y expolicías federales el trato humillante del que son objeto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: