El Partido Verde, al servicio del mejor postor

Dante Pinal.-

La historia del Partido Verde Ecologista ha sido muy controversial, de ser una organización política dedicada a defender temas ambientalistas, con el paso del tiempo se convirtió en una franquicia familiar, que oferta, su poco o mucho capital político, a aquellos que le ofrezcan mejores dividendos y presencia en las Cámaras legislativas.

Se fundó en 1986 siendo su primer dirigente Jorge González Torres, que luego dejó en manos de su hijo, el llamado “Niño Verde”, Jorge Emilio González Martínez, y en su momento se llegó a convertir en el cuarto partido político de México por el número de representantes que tenían en los congresos.

En las elecciones de 2000 subió al Partido Acción Nacional, que llevó al triunfo a Vicente Fox como presidente de México. Después de varios desacuerdos se deslinda de Fox porque dicen que nunca cumplió los acuerdos establecidos en materia ambiental.

Desde 2003 se alió al PRI en elecciones para diputados senadores y diversos gobiernos estatales. A lo largo de su actuar en el mundo legislativo ha sido cuestionado y criticado por campañas a favor de la pena de muerte, haciendo a un lado su defensa a las causas ambientales.

En las elecciones federales de 2012 en donde triunfó Enrique Peña Nieto, logró diversas posiciones dentro del gobierno federal, sin embargo, muchos de ellos tuvieron que salir por diversos escándalos de corrupción e influyentismo.

En el pasado sexenio, bajo el amparo del PRI, lograron su primera gubernatura en el Estado de Chiapas. Su gobernador, Manuel Velasco, gastó millones de pesos en publicidad para acrecentar su figura personal. Después de ser un grandes admiradores de Enrique Peña Nieto, antes de las elecciones de 2018, deciden romper con los priístas y se alían a la candidatura de Andrés Manuel López Obrador, convirtiéndose en el principal aliado de las controversiales reformas presentadas por el primer mandatario del país.

Por este historial el Partido Verde Ecologista se ha convertido en un instituto político sin ideales propios y que solo se vende al mejor postor. Todo sea por seguir viviendo del presupuesto público.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: