Los aliancistas se enojaron

Dante Pinal.-

Los gobernadores de la Alianza Federalista se enojaron y rechazaron la aprobación, de los diputados morenistas y sus aliados, del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, al que catalogaron como “infamia presupuestaria” por los recortes presupuestarios para estados y municipios.

Los mandatarios saben muy bien de las cuestiones legislativas y de las negociaciones que se realizan en torno al Presupuesto de Egresos, 9 de los 10 gobernadores ya fueron diputados federales y/o senadores, por lo que tienen experiencia en el ramo.

La aprobación del llamado presupuesto austero, les cayó como bomba. Por más que intentaron dialogar con los legisladores, con funcionarios de la secretaria de Hacienda, incluso solicitaron dialogar abiertamente con el presidente López Obrador, solo recibieron rechazo y oídos sordos.

Una de las razones de su rechazo al PEF, es la baja o eliminación de recursos a programas prioritarios en salud, obra pública, seguridad que afectaran a más de 120 millones de mexicanos.

Coincidieron en que el presupuesto de egresos autorizado, el asistencialismo gubernamental crecerá por la reasignación de recursos a los programas sociales federales, convirtiéndose en clientelar y a modo del ejecutivo.

La Alianza Federalista emitieron diversos mensajes en redes sociales, pronunciándose en favor de la descentralización de recursos. Incluso el pasado 6 de noviembre, entregaron una propuesta a la Cámara de Diputados en la que solicitaban resarcir 182 mil 937 millones de pesos que fueron cancelados para los estados en el presupuesto de egresos 2021.

En una nueva misiva al presidente López Obrador, los aliancistas manifestaron su extrañeza por la negativa de la Federación a dotar a las entidades recursos emergentes para atender el severo impacto de la pandemia, el cual ha impactado en las finanzas de sus estados.

Por lo pronto, los gobernadores de la Alianza Federalista, decidieron reconocer el triunfo de Joe Biden y Kamala Harris, como presidente y vicepresidenta de los Estados Unidos.

En una carta entregada en la casa de transición de los demócratas, los mandatarios estatales manifestaron su deseo de trabajar con la nueva administración y su deseo de impulsar una agenda bilateral que aborde temas de migración, seguridad, protección al medio ambiente, energías limpias y renovables.

Esta misiva al nuevo presidente de Estados Unidos, va a ser considerado, de nueva cuenta, como un insulto a la investidura presidencial, al adelantarse y enviarle su reconocimiento a Joe Biden, cuando López Obrador aun no ha decidido “por prudencia”, reconocer el resultado de las elecciones americanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: