El general

Mauricio Juárez.-

La detención del general Salvador Cienfuegos es una derrota para las instituciones. Sin embargo, no se debe acusar al Ejército, como institución, de estar coludido con el narcotráfico, aunque sí es necesario investigar y determinar si hay más militares involucrados.

Nadie puede señalar al presidente López Obrador, como se ha venido haciendo, por utilizar al Ejército en muchas de las decisiones que ha tomado, como la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles. Hay quienes consideran que es un golpe al gobierno del tabasqueño.

En todo caso, es una señal más de lo corrupto que fue el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien a pesar de todo, sigue teniendo el manto protector de López Obrador, que evade señalar a esa administración y prefiere arremeter contra Felipe Calderón.

La administración de Peña Nieto ya debería de estar bajo la lupa de la Fiscalía General de la República. Hay evidencias claras de la corrupción que permeó en esos seis años, pero no se actúa en su contra por un acuerdo con el actual presidente.

La detención de Cienfuegos es un duro golpe, pero no debe verse como una derrota del gobierno, ni tampoco del pasado ni del presente. Las decisiones son personales y el general Cienfuegos, de ser el caso, será castigado por el gobierno de Estados Unidos, que no informó al mexicano sobre las investigaciones que llevaba a cabo.

Si las investigaciones en Estados Unidos determinan que Cienfuegos es culpable, que está coludido con el cártel de los Beltrán Leyva, tendrá que pagar una condena. El ex secretario de la Defensa Nacional se lleva, con las acusaciones en su contra, el prestigio de un país ya de por sí visto como cuna del narcotráfico.

El general Salvador Cienfuegos

Hay que tener cuidado y evitar que se embarre al Ejército en la corrupción que hay en algunos de sus mandos. Las Fuerzas Armadas, como institución, son leales, y nada tiene que ver la decisión de una persona.

Estarán salpicadas por la corrupción de algunos de sus miembros, por lo que será necesario una revisión a su interior para sacar a los malos elementos, y recuperar el prestigio que la detención del exsecretario de la Defensa Nacional se llevó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: