Inconformidades y renuncias al gabinete

Mauricio Juárez

Las renuncias en el gabinete del presidente Andrés López Obrador tienen, en su mayoría, una particularidad: la inconformidad. A diferencia de otros gobiernos, en los que se presentaban “por motivos de salud”, ahora quienes dimiten lo hacen por diferencias y enfrentamientos al interior del propio gobierno.

Así fue con Germán Martínez Cázares, del IMSS; Carlos Urzúa, de la Secretaría de Hacienda; Javier Jiménez Espriú, de Comunicaciones y Transportes, y Tonatiuh Guillén, del Instituto Nacional de Migración, entre otros que expresaron en sus cartas renuncias los motivos reales de su salida.

Sin embargo, Víctor Manuel Toledo, hasta el lunes secretario de Medio Ambiente, volvió a los viejos esquemas y lo hizo “por motivos de salud”. Poco creíble. El ecologista se refirió, en una reunión virtual, a las contradicciones de la autollamada Cuarta Transformación.

Desde ese momento se habló de dos opciones inmediatas, que renunciaría o que le pedirían su renuncia. Cualquier cosa que haya sido, Toledo no está más en el gobierno.

El presidente escribió en su cuenta de Tuiter: “sin rupturas, en completa armonía, se acordó llevar a cabo cambios en las secretarías de Medio Ambiente y Bienestar”. ¿Era necesario aclarar “sin rupturas”? Eso habla de que sí la hubo, pero quieren tapar la realidad.

Ahora, Toledo es sustituido por María Luisa Albores, quien deja la Secretaría del Bienestar, que maneja los programas sociales del gobierno. La nueva titular de la Semarnat pasó desapercibida en su anterior encargo.

Poco se sabe de su trabajo, salvo que tuvo diferencias con el subsecretario Javier May, quien ahora es designado secretario del Bienestar. Incluso el nuevo titular presentó en marzo su renuncia a López Obrador (no a Albores), misma que fue no fue aceptada por el presidente.

El motivo de la dimisión de Javier May fue el decreto firmado por Albores para quitarle facultades al entonces subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional y coordinador de Sembrando Vida. “No existen condiciones para seguir al frente de la coordinación”, señaló entonces.

Víctor Manuel Toledo

Parece que López Obrador no tiene el control total de los integrantes de su gabinete. Al presidente con más poder en las últimas décadas le han renunciado 13 funcionarios de alto nivel, siempre con una carta en donde aluden conflictos internos, particularmente presupuestales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: