Zerón y El Cepillo: ¿Hubo tortura?

Julián Andrade

Felipe Rodríguez “El Cepillo” era el jefe de los sicarios de los Guerreros Unidos. A él le encargaron recibir a los jóvenes normalistas en la Loma de los Coyotes. Estuvo en Cocula y participó en el asesinato de los normalistas y en la posterior desaparición de los cuerpos. Como consta en los expedientes de la PGR y en la Recomendación 15 VG/ 2018 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

El vídeo de que dio a conocer el periodista  Ciro Gómez Leyva, en el que se observa como Tomás Zerón, el director de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) interroga a “El Cepillo” (enero de 2015), muestra que se trató de un interrogatorio duro y que los policías no estaban jugando.

¿Es tortura? No en lo que se pudo apreciar. ¿Fue legal? Tendríamos que contar con una cronología precisa del momento de su detención hasta que estuvo un abogado defensor presente y lo que ocurrió en ese lapso.

Sin embargo, la CNDH consideró desde 2018 que fue torturado y que los datos  proporcionados serían nulos, si así se hiciera constar en resolución judicial, pero que la historia que contó sirve como punto de referencia.  

Hay que tomar en cuenta que las indagatorias del caso Ayotzinapa fueron complejas y bajo una presión terrible. 43 jóvenes desaparecidos eran una marca que terminaría por tatuarse en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y se requerían de resultados.

Los policías suelen trabajar en el filo de la ley, ante criminales de alta peligrosidad y que suelen ser bastante cínicos, porque saben que podrán librar las acusaciones alegando tortura. Por supuesto, esto no quiere decir que se acepte la tortura, lo que sería un retroceso tremendo, pero sí que se valoren los contextos y las situaciones de la manera adecuada.

Lo que sabemos es que los testimonios de El Cepillo sirvieron para establecer que policías municipales de Cocula trasladaron a 30 detenidos y que  Los Guerreros Unidos creían que eran miembros de la banda rival de “Los Rojos” además de estudiantes de Ayotzinapa.

Que ahí subieron “los paquetes” ( así se refería a los jóvenes estudiantes) a camionetas de tres y media toneladas, unos encima de otros, “como costales, como formando una especie de torre”, para llevarlos al lugar donde se desató el infierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: