En verdad ¿hay algo que festejar?

Dante Pinal.-

Ayer se cumplieron 1,095 días del gobierno de López Obrador. Tres años de una administración con más negativos que positivos. Un aniversario más en donde 30 millones de votos decidieron un cambio de gobierno, en estos momentos más de la mitad de los votantes se arrepiente.

Si bien es cierto que la marca, la imagen, la persona del presidente continúa con elevados índices de popularidad, su administración y forma de gobierno van a la baja.

La plaza del Zócalo capitalino se llenó de seguidores y militantes de Morena, para alabar a su Tlatoani y no precisamente fueron los capitalinos quienes asistieron pues en la Ciudad de México, los morenistas obtuvieron su primer gran derrota electoral en 9 alcaldías.

Decenas de camiones, camionetas y combis se estacionaron en zonas aledañas del Centro de la ciudad y afuera de la Cámara de Diputados para el traslado de seguidores al mitin de celebración.

La convocatoria presidencial a festejar, representa el ego de un hombre ávido de aplausos y alabanzas y que el “pueblo bueno y sabio” le demuestre amor a su persona.

Pero en verdad ¿hay algo que festejar? Cuando hay una economía que aún no puede levantarse por los efectos de la pandemia, el PIB de -1.2 es el más bajo en comparación de 7 sexenios pasados y la inflación rebasa el 7 por ciento.

Cuando hay problemas de abasto de medicamentos en la mayor parte de los nosocomios del sector salud y señala ufano que será el ejército el encargado de su distribución, haciendo a un lado al personal civil de salud.

Cuando cientos de niños y adultos enfermos de cáncer, buscan desesperadamente se les dote de los medicamentos necesarios para sus tratamientos médicos.

Cuando los precios de la canasta básica se han elevado en un promedio del 42 al 65 por ciento, en comparación de 2018, el inicio del gobierno lopezobradorista.

Cuando millones de mexicanos se quedaron sin empleo y sin recursos para ofrecer a su familia medianamente vivir y comer.

Cuando el número de homicidios se eleva cada día más y los grupos criminales tienen prácticamente secuestrado a diversos estados del país, casos particulares son Guanajuato y Zacatecas.

Cuando presume que seremos autosuficientes en gasolina y diesel y los precios subieron entre 5 y 6 pesos por litro.

Por estas situaciones y más, ¿había razón de festejar? Pues miles de familias de fallecidos y contagiados por el Covid-19 no lo consideran así.

Y usted estimado lector, ¿festejó?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: