Normalizar violación a derechos humanos

Mauricio Juárez.-

La violación a los derechos humanos de los migrante que intentan cruzar la frontera sur es sistemática y el gobierno la ha normalizado, porque así atiende los deseos de Estados Unidos.

El Instituto Nacional de Migración y la Guardia Nacional golpean y maltratan a los centroamericanos y haitianos que salen de sus países por las pésimas condiciones económicas y los altos índices de violencia.

Chiapas se ha convertido en la muralla que exigió Estados Unidos a cambio de algunas concesiones al gobierno de López Obrador, quien decidió atender la exigencia de Donald Trump y Joe Biden de detener a los migrantes.

Pero en esa tarea, impera la brutalidad policiaca y a violación a los derechos humanos de hombres, mujeres y niños.

Nadie en nuestro país levanta la voz. Por el contrario, personajes como el padre Alejandro Solalinde, antiguo defensor y aliado de los migrantes “calla como momia”. Su simpatía por López Obrador lo hizo olvidar sus posiciones críticas en contra de las violaciones a los derechos humanos.

La Secretaría de Gobernación, en donde está instalada la Subsecretaría de Derechos Humanos prefiere hacer mutis. Adán Augusto López, secretario, y Alejandro Encinas, subsecretario, guardan cómplice silencio.

Alejandro Solalinde, el silencio.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos dictó medidas cautelares, pero la presidenta de esa institución, Rosario Piedra, es incapaz de incomodar, aunque se con una declaración, a López Obrador.

Cada vez se repiten más imágenes de migrantes golpeados y sometidos por los elementos del INM y de la Guardia Nacional, la que no hace frente a los delincuentes, pero sí a extranjeros que quieren cruzar por nuestro país para buscar un sueño de vida.

En su mensaje por su Tercer Informe de Gobierno, López Obrador destacó que “no se han violado derechos humanos de migrantes”, y señaló que solo es un caso excepcional.

Esa es la parte de normalizar la violación a los derechos humanos. Si el presidente lo dice, sus colaboradores lo repiten y, lo peor, lo creen.

México se ha convertido en un peligro para los migrantes, quienes tienen que elegir entre perder la vida en sus países o ser maltratados y humillados en territorio mexicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: