El boxeo de sombra de Daniel Ortega

Julián Andrade.-

En Nicaragua habrá elecciones en noviembre y las van a ganar Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo. Es imposible que pierdan, por la sencilla razón de que metieron presos a sus contrincantes o les cancelaron el registro a los partidos opositores. El Frente Sandinista de Liberación Nacional permanecerá en el poder e ira a las urnas en una suerte de boxeo de sombras.

El matrimonio Ortega-Murillo ha llegado a estrategias silvestres para no perder el poder, pero hay que decir que les han funcionado porque la oposición interna no ha podido hacerles frente y porque los llamados internacionales y entre ellos los de la OEA, son como llamado a misa.

Pero nadie puede culpar a la disidencia y menos si tenemos en cuenta que en las protestas de 2018 murieron 328 personas, dos mil quedaron heridas y los arrestos se calculan en mil 600. En la actualidad hay por lo menos 140 presos políticos.

Los Ortega cuentan con el control absoluto del Consejo Supremo Electoral (CSE), que no hace sino cumplir los caprichos presidenciales, sin cuidar las formas y sin ningún referente legal.

El caso más reciente es el de Ciudadanos por la Libertad (CxL) que postulaban a Óscar Sobalvarro, un ex jefe de la contra nicaragüense  y a Berenice Xuyamí Quezada, una ex reina de la belleza. Ellos se quedaron sin organización porque el CSE determinó que la presidenta del partido, Camella María Roger (Kitty Monterrey)  tiene doble nacionalidad –estadounidense y nicaragüense– y eso está prohibido, además de acusarla, por supuesto de traición a la patria y de ataques a la soberanía.

También afirman que obtuvo la nacionalidad de forma fraudulenta, porque se registró con otro nombre en el consulado de San Francisco hace 17 años y que no solía utilizar el pasaporte de Nicaragua sino en pocas ocasiones.

A Rogers no solo se le despojó de su partido, sino de la nacionalidad, con todo lo que ello puede implicar en un sistema en el que no hay garantías jurídicas,

Berenice Xuyamí Quezada, aspirante a la vicepresidencia por CxL,  fue señalada, además,  por “actos que fomentan el odio y la violencia” y que se encuadran en el tipo penal del terrorismo.

Ortega, sin oposición alguna.

CxL se suma a la suerte que corrieron antes los partidos Conservador (PCN) y el de la Restauración Democrática (PRD)

Es un drama, por supuesto, porque la viabilidad democrática no existe y las perspectivas de la tiranía para mantenerse son altas. Tendrán que enfrentar, sin embargo, sanciones impuestas por el gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea que consisten en la cancelación y congelación de cuentas bancarias del clan Ortega y de sus más próximos allegados.

También se está revisando el alcance del tratado comercial con EEUU en el que también participan República Dominicana y países centroamericanos, lo que sí puede ser un golpe en la flotación, porque de ello depende el 70 por ciento de las exportaciones. Un dilema, ante una población empobrecida y en manos de una tiranía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: