Una de cal con el diputado violador

Rubén Cortés.-

Por fin en la Cámara de Diputados se apuntan una de cal por todas las que van de arena: con esfuerzos, pero la Sección Instructora pudo juntar a sus cuatro miembros para empezar a desaforar a un diputado del partido gobernante, acusado de violar a dos niños.

Pero se tardó. La semana pasada dos señoras diputadas (Claudia Pastor, del PRI, y Mary Carmen Ramírez, del PT) se ausentaron y con ello atrasaron el proceso para que Saúl Huerta pueda ser detenido y juzgado por violación y abuso sexual agravado.

Pero ayer quedó como “ha lugar proceder penalmente contra Saúl Huerta por haberse encontrado elementos que permiten acreditar la probable responsabilidad del servidor público en diversos ilícitos que atentan contra la libertad y seguridad sexuales”.

En verdad: esto era lo menos que se esperaba de una legislatura que ha aprobado sin quitar una coma todos los pedidos del presidente de la República y, sin embargo, se negaba a desaforar a un diputado del partido gobernante, acusado de violar a dos niños.

Y que es la misma Cámara que aprobó la estalinista ley que permite al gobierno “disponer de forma anticipada” de bienes inmuebles, dinero en cuentas y efectivo incautados, sin esperar veredicto judicial, aunque después un juez diga que el acusado es inocente.

Para eso si han sido buenísimos los diputados que componen la mayoría en San Lázaro. En cambio, no tocaban con el pétalo de un desafuero al legislador Saúl Huerta, captado por cámaras mientras introduce a un menor de 15 años edad en la habitación de un hotel.

El video divulgado por el periodista Carlos Jiménez obligó a la Fiscalía de la CDMX a apresar a Huerta, pero tuvo que dejarlo en libertad en unos minutos porque éste usó la inmunidad constitucional de la cual goza como legislador.

Foto: Vaago.

Sin embargo, por la ausencia de Claudia Pastor y Mary Carmen Ramírez había provocado la “falta de quorum” para impedir que la Sección Instructora votara el dictamen sobre los desafueros de un acusado de violar a dos menores, de lo cual hay muchas pruebas.

No sólo existe material visual que confirma lo revelado por una de los menores: también está comprobada la manera en que Saúl Huerta pescaba a sus víctimas a través de su página oficial de Facebook, ofreciéndoles trabajo, becas, comidas, viajes…

Todo eso con dinero público.

Pero, ojo eh: aun con este dictamen de ayer, el señor diputado sigue libre, tan feliz de la vida y ganando un sueldo de 149 mil 745 pesos con 16 centavos, libres de polvo y paja, entre sueldo y apoyos para “asistencia Legislativa” y “atención ciudadana”.

Un dineral que seguirá ganando hasta que sea desaforado. Sí: un dineral de nuestros impuestos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: