De corridos y delincuentes

Leonardo Báez Fuente.-

La delincuencia es parte intrínseca de la cultura nacional. Esta verdad, pesada como una loza, es elemental para entender lo que hacemos y pensamos los mexicanos y por qué nos desgobierna la cáfila de bandoleros que integra la Cuarta Transformación.

Desde siempre el mexicano admira a los delincuentes. Sí nos ponemos a escuchar con atención la letra de la mayor parte de los corridos populares éstas siempre versan de asesinatos a traición de criminales diversos, mismos que son los “héroes” de ellos: Gabino Barrera usaba pistola, le daba gusto a cualquiera y dejaba mujeres con hijos por donde quiera. Juan Charrasqueado era borracho, parrandero y jugador y así sucesivamente los vamos encontrando. Eso sí, todos ellos son bandidos generosos que le roban al “rico“, para darle al “pobre”.

Esta forma de entender la vida ha traspasado el ámbito popular y pueblerino para volverse parte integrante del bagaje cultural mexicano. En el fondo siempre pensamos que las autoridades son injustas y defienden a los ricos y maltratan a los pobres.

Con el auge del narco esto empeoró abismalmente y ahora los medios de comunicación hacen glamorosa la vida de los narcos y delincuentes organizados y ponen del asco a las autoridades como los villanos del cuento, sin considerar el terror que los criminales han impuesto al país y que las autoridades ya no pueden combatir por los múltiples frenos conocidos y ocultos que se les han impuesto, deviniendo en simples burócratas tras un escritorio que no arriesgan la piel por defender a las mayorías del terror.

Archivo Hemeroteca Nacional

El desgobierno actual se ha decantado francamente a favor de la delincuencia y en contra de la ciudadanía. Desde reformas legales despenalizando delitos favorables a sus paniaguados, hasta la simple y pura omisión del cumplimiento de las obligaciones de seguridad pública a su cargo, alegando que su intervención causaría más daños que resultados o se violarían los derechos de los delincuentes.

Los resultados del infierno que vivimos en México están a la vista y no me refiero al narco únicamente: la delincuencia organizada campea por sus fueros sin freno alguno en todas las ciudades del país, amparada y protegida por los políticos de Morena, mismos que a su vez suelen ser delincuentes confesos y probados, protegidos por el asqueroso manto de la impunidad política.

El infierno de todos tan temido, sin duda alguna.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: