Goodfellas

Rubén Cortés.-

Las defensas a Bartlett, Gatell, Salgado Macedonio, Javier May… como funcionarios y políticos bien portados, recuerda un monólogo de Ray Liotta como Henry Hill en la película Goodfellas, de Scorsese:

Nos llamamos a nosotros mismos buenos muchachos. Uno decía: “Te gustará fulano. Es agradable. Es buen muchacho, es de los nuestros. ¿Comprenden? Éramos buenos muchachos. Éramos unos vivos”.

La CFE, que dirige Manuel Bartlett, dejó sin luz eléctrica a 10.3 millones de mexicanos en fin de año, y admitió que falsificó el documento en el que informó que la falla se debió a un incendio de pastizales.

Pero el presidente dijo que los usuarios quedaron sin electricidad porque sus adversarios “no quieren a Manuel Bartlett, aunque es un gran funcionario, yo lo nombré, lo importante es que la CFE reconoció que cometió un error al usar un documento falso”.

Bartlett es un buen muchacho.

Hugo López-Gatell, el zar mexicano contra el Covid, fue captado sin cubrebocas y vacacionando en la playa, mientras exigía a los mexicanos quedarse en casa, y el país sumaba récords de contagios y muertes, y el día más letal de la pandemia.

Pero el presidente dijo que “Hugo López-Gatell es ejemplar, no hay un funcionario en el mundo con esas características, es de primera, preparado, es un gran profesional, honesto, honrado y con capacidad de exposición”.

López-Gatell es un buen muchacho.

Sembrando Vida, el programa estrella del gobierno para campesinos, hizo pagos falsos, se quedó con tarjetas bancarias y reportó de gastos superiores al número de beneficiarios por un total de 402 mil millones de pesos, según el propio gobierno.

Pero Javier May, responsable del programa en el tiempo de las irregularidades por esos 402 mil millones de pesos, fue promovido por el presidente como titular de la Secretaría del Bienestar, que es la dependencia que reparte el dinero a las clientelas electorales.

Es un buen muchacho.

El candidato del partido gobernante a la gubernatura de Guerrero, Félix Salgado Macedonio, captado borracho peleando con policías, es acusado de haber violado dos veces a una trabajadora del periódico oficioso del gobierno, La Jornada.

Incluso, en marzo de 2018, el entonces Fiscal General de Guerrero, Xavier Olea, tenía lista la carpeta para solicitar orden de aprehensión en su contra por violación, pero fue frenada por el gobernador del estado, Héctor Astudillo, quien la reabrió ayer.

“Desperté, sentía un fuerte dolor de cabeza, mi ropa estaba desacomodada, sentía mi calzón y mi pantalón mal puestos, sentí mi vagina muy húmeda. Ahí estaba Salgado Macedonio, sonriendo. Me había violado sexualmente”, contó la víctima.

Salgado Macedonio

Pero Salgado Macedonio es el candidato del partido en el poder a gobernar Guerrero.

Es un buen muchacho.

Pues así es: entre ellos mismos se consideran buenos muchachos.

Son unos vivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: