De ceguera y burocracias

Leonardo Báez Fuente.-

En estos días de encierro burocrático forzoso vi un par de películas que me hicieron reflexionar respecto de temas que en común las unen: Conspiración (2001) y Ciudadano X (1995).

Conspiración trata sobre la celebración de la Conferencia de Wansee del 20 de enero de 1942 en la cual los segundones del nazismo establecieron los métodos para el exterminio total de la población judía europea. Ciudadano X narra los esfuerzos para capturar a Andrei Chikatilo, el primer asesino serial de la Unión Soviética y en medio de ello, la monolítica jerarquía soviética negando la realidad de los brutales crímenes.

Lo que une a ambas películas son varias coincidencias, la primera es que ambas fueron realidades que ocurrieron en países sometidos a dictaduras burocráticas totalitarias, describiendo, en la medida que los argumentistas no apelaron a la ficción, lo que dichos infiernos burocráticos fueron y su lucha contra la realidad, en aras de privilegiar la ideología del régimen y con ello, perpetuar la estulticia burocrática buscando aplastar a lo que a ella se opone; y finalmente, se aprecia en ambas la eterna y mezquina lucha de poder entre las instancias gubernamentales para no perder el control de su parcela de poder, no obstante que conlleve a los crímenes más atroces o a la negligencia letal frente a la realidad.

Las luchas burocráticas son eternamente mezquinas, quienes en ellas se encuentran  en ningún momento ven ni cuestionan la idoneidad o maldad de lo que van a realizar, sino que sólo se preocupan que su área de interés sea la prioritaria y que su jefe directo no pierda terreno frente a los demás en el aprecio del Jefe Máximo. Para ellos el sometimiento al jefe es el principio y fin de todas las cosas, no obstante que dichas circunstancias sean contrarias a la realidad.

Todo esto me lleva a reflexionar y a preguntarme en estas circunstancias actuales, cuántas luchas burocráticas serán necesarias en este México, para que se reconozca la realidad, se compren las vacunas y se apliquen a la gente contra el COVID-19 y cuánta gente será excluida por no ser un buen mexicano de acuerdo a nuestra privilegiada maquinaria burocrática y cuantos morirán mientras eso sucede. Por el momento, mis expectativas al respecto son de lo más siniestras y ruego para que el destino no nos alcance. Vivimos tiempos malos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: