Pst…pst…, presidente, aún no hay vacuna

Dante Pinal.-

Buena aceptación causó el anunció sobre el programa de vacunación contra el Covid-19 que anunció el gobierno Federal, sin embargo no podemos levantar las campanas al vuelo y citar que es “Misión Cumplida”, cuando aun no se cuenta con  la vacuna, misma que se prevé tardará varios meses para que llegue al cien por ciento de la población.

 Aunque el gobierno asegure que la empresa Pfizer les entregará la primera dotación de vacunas para finales de diciembre y que además, cuentan, con otras 200 vacunas candidatas de diversas empresas, de las cuales 12 están en fase 3 de investigación,  su distribución y aplicación durará un año completo, de acuerdo al programa presentado por las autoridades de Salud.

Uno de los principales problemas es la falta de equipo para mantener a la vacuna en un promedio de 70 grados bajo cero, que es lo que se requiere para su mantenimiento, por lo que el gobierno tendrá que recurrir a contratar una red de distribución que asegure su entrega especialmente a las zonas más alejadas de nuestro territorio.

Según el plan del gobierno la aplicación será, en primera etapa, al personal médico y administrativo de todos los hospitales del país de diciembre a febrero de 2021 y de ese mes hasta marzo de 2022, al grueso de la población.

Los contagios y fallecimientos se han presentado en personas arriba de los 50 años, con problemas de diabetes, hipertensión, problemas respiratorios, etc. De continuar estos registros, será entre febrero y mayo de 2021, cuando sea aplicada la vacuna a personas de los 50 a 60 años. Y mientras ¿qué va a suceder? ¿Continuarán elevándose los casos de contagios de más de 12 mil personas como ha venido sucediendo en las últimas fechas?

Foto de Thirdman en Pexels.com

Nadie pone en tela de juicio el esfuerzo que hace el gobierno por aminorar los efectos de la crisis sanitaria. Pero en estos momentos existe un real problema: el aumento de contagios y de muertes sigue creciendo peligrosamente sin que exista una estrategia real para detener la pandemia.

Insistimos, la gente sigue saliendo a las calles sin hacer caso a los llamados gubernamentales, quienes ahora sí, piden a la población no salir de sus casas  para evitar ser contagiados. Todo se debe también,  a la poca seriedad que tuvieron las autoridades de Salud, al reprobar en su momento el uso de cubrebocas y al “prohibido, prohibir” que naturalmente las personas lo utilizan para realizar sus labores cotidianas sin cuidado alguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: