Las compras sin licitación

Dante Pinal.-

El Instituto Mexicano para la Competencia, presentó un análisis sobre 350 mil procesos de compra realizados por el Gobierno Federal en los años 2018 y 2019.

En ambos, el porcentaje de contratación directa fue mayor del 80 por ciento, en 2018 (último año del sexenio de Peña Nieto) se adjudicaron 169 mil 187 compras por más de 364 mil millones de pesos; y, en 2019 (primer año de López Obrador) se entregaron 184 mil 702 contratos por más de 323 mil millones de pesos.

De acuerdo a datos del Centro de Investigación de Política Pública de IMCO, en el último año del sexenio anterior el porcentaje de contratos por adjudicación directa fue del 80 por ciento, y en el primer año de la presente administración fue cuatro puntos porcentuales mayor al registrado en 2018.

Los procesos de adjudicación directa e investigación restringida, se mantuvieron durante 2019, donde 100 empresas recibieron el 41 por ciento de los recursos federales.

Para realizar las adquisiciones del Gobierno Federal, se deben presentar los siguientes documentos por el área contratante: estudio de mercado, propuestas económicas de cuando menos cuatro empresas, análisis sobre el servicio a contratar y que las empresas estén en regla en sus pagos de impuestos (Hacienda, IMSS, INFONAVIT) y se debe publicar en la agencia de compras del Gobierno, COMPRANET, mínimo 48 horas previo a su designación.

De acuerdo a la Ley de Adquisiciones, las contrataciones pueden ser directas, siempre y cuando el proveedor sea la única empresa que ofrezca el servicio a contratar, o que contenga un precio menor en comparación a otras propuestas presentadas en el estudio de mercado.

En mayo de 2020, se realizaron cambios en la Ley  a efecto de que las dependencias federales puedan exceptuar los procesos de licitaciones públicas “por causas de caso fortuito o fuerza mayor originadas por la pandemia de enfermedad por el coronavirus COVID-19”.

Será interesante saber cómo fueron los procesos de las compras durante el presente año y conocer cuáles dependencias utilizaron el “caso fortuito” para evitar las licitaciones públicas como lo marca la Ley.

Photo by Pixabay on Pexels.com

El IMCO urgió al Gobierno Federal a reducir y limitar los motivos por los cuales una empresa puede exceptuar una licitación pública, pues dichos procesos son vulnerables a la corrupción.

Especialistas en el ramo, coinciden en señalar que adjudicar directamente, no asegura que el Estado compre en las mejores condiciones en cuanto a precio, calidad y oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: