AMLO, farsa tras farsa

Mauricio Juárez

Una vez que hoy por la tarde concluya el espectáculo mediático de la no rifa del avión presidencial, Andrés Manuel López Obrador ya tiene listo el próximo. Desde esta mañana tendremos que escuchar todos los días sobre la consulta ciudadana para llevar a juicio a los expresidentes por presuntos actos de corrupción.

Ante la incapacidad de sus partidarios de recabar 1.8 millones de firmas, será el propio mandatario quien presente al Senado de la República la solicitud para armar una nueva cortina de humo y evadir la responsabilidad por las más de 70 mil personas muertas por Covid.

Y es un espectáculo porque bastaría que el presidente presente denuncias ante el ministerio público. No lo hace así, que es la vía legal, porque sabe que no van a prosperar ni generarían el debate diario que le es necesario para distraer la atención de los problemas verdaderamente graves que enfrenta su gobierno.

Una vez que el Senado reciba la propuesta, el presidente de la Mesa Directiva la enviará, de acuerdo con el artículo 26 de la Ley Federal de Consulta Popular, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que deberá determinar la constitucionalidad de la consulta.

La imagen de la consulta

Si la Corte actúa con independencia, la tendrá que rechazar. Los derechos humanos no son objeto de consulta popular.

El artículo 35 de la Constitución precisa: “No podrán ser objeto de consulta popular la restricción de los derechos humanos reconocidos por esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte”.

El presidente lo sabe, pero no quiere perder la oportunidad de tener un nuevo show mediático que le genere puntos en las encuestas y, sobre todo, votos en las elecciones de 2021.

López Obrador requiere acaparar el debate nacional, porque no le conviene que la ciudadanía hable de violencia de género, feminicidios, crisis económica, muertos por Covid, humillaciones a la Guardia Nacional ni tampoco de su intolerancia ante los medios de comunicación críticos a su gobierno.

Después de la farsa de la rifa del avión, ahora viene la farsa del juicio de los expresidentes. Cuando esta termine, inventará otra desde sus conferencias de prensa matutinas para distraer la atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: