Omar García Harfuch

Rubén Cortés

Es de reconocer que la jefa de gobierno se mantenga firme ante las amenazas de muerte del crimen organizado contra Omar García Harfuch, las cuales buscan que la gobernante se amedrente y retire su confianza al jefe de la policía.

Ayer, por ejemplo, Claudia Sheinbaum insistió en que la aparición de una manta con amagos contra el secretario de Seguridad Ciudadana de debe al combate al crimen organizado que ha emprendido el jefe policiaco en la CDMX.

Es cierto, y no únicamente en el enfrentamiento a los carteles, como la captura de 37 millones de pesos al Cártel Jalisco Nueva Generación; 200 mil euros, 100 mil dólares y 16 coches de lujo a La Unión Tepito; o lingotes de oro y de plata a La Anti-Unión.

La labor del titular de la SCC también está en que la CDMX es de los pocos estados que redujo los homicidios, ya que contabiliza 2.5 al día, cuando antes de que Omar García Harfuch asumiera el cargo esa cifra estaba por arriba de cuatro homicidios al día.

Según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en la CDMX archiva una disminución de 21 por ciento en homicidios; 67 en secuestro; 43 en extorsión; 42 en robo en transporte público y 21 por ciento en robo a casa habitación.

Son los registros que marcaron en el primer semestre del año un nuevo récord de violencia en el país, con 17 mil 982 asesinatos y un incremento de la violencia en 11 estados: es decir, un promedio de casi 100 asesinatos diarios, la mayoría de ellas con armas de fuego.

García Harfuch

Aunque la ciudadanía perciba otra realidad, el caso es que la capital tiene mejores estadísticas que buena parte de los estados, sobre todo en los considerados “delitos de alto impacto”, que han bajado un 27 por ciento.

Sin embargo, en la situación del jefe de la policía, ha sido una labor sin estridencias, discreta, con profesionalismo ajeno a la órbita política. De hecho, si los capitalinos lo conocen bastante bien hoy es por escandaloso atentado del que escapó con vida el 28 de junio.

Pero antes del atentado, el trabajo de Omar García Harfuch era notorio, con la captura de los principales capos capitalinos: El Lunares, El Betito, el Pistache, El Junior, La Big Mama, El Bandido, El Perro, El Cochiloco, El Tony, Dylan Jair…

Y, antes, como jefe de la Agencia de Investigación Criminal, capturó a Dámaso López, “El Licenciado”, alto mando del Cártel de Sinaloa, y ejecutó la orden de aprehensión contra el exgobernador de Veracruz Javier Duarte.

Sí: hace muy bien Claudia Sheinbaum en valorar a su jefe de la policía. Indica que lo que le interesan son los resultados. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: