El reto de educar a distancia

Mauricio Juárez

Una verdadera odisea es el regreso a clases a distancia. Niñas y niños en varias partes del país no pudieron acceder a los canales de televisión para sintonizar esta nueva modalidad y muchos otros no tienen acceso a Internet, sea por falta de una computadora o porque en sus regiones no lo hay.

Las dificultades son muchas. Es un reto que se debe atender en conjunto: autoridades y madres y padres de familia, quienes además de trabajar, tienen que lidiar, en muchos casos, con hijas e hijos que les cuesta adaptarse a clases por televisión.

A pesar de lo complejo, siempre será preferible hacer un esfuerzo para que las y los estudiantes puedan tomar clases. La Secretaría de Educación Pública diseñó un programa que seguramente presentará fallas, pero que se podrán ir solucionando con el paso de los días.

Esteban Moctezuma es de los pocos secretarios del gabinete de Andrés Manuel López Obrador que se toma en serio su trabajo. El titular de la SEP no delega para arriba, como sí lo hacen la mayoría de sus pares. En términos coloquiales, no elude el bulto.

Sin embargo, tiene un desafío difícil de superar. Simplemente ayer regresaron a clases no presenciales más de 30 millones de alumnos y habrá que estar pendientes al final cuántos desertaron y los motivos para atender las causas.

La educación pública en México siempre ha pasado por grandes conflictos. Si no son las corruptelas del SNTE es el agandalle y la demanda de mejores condiciones laborales (aunque no trabajen) de la CNTE.

Ahora, en medio de la crisis sanitaria, el Sistema Educativo Nacional tiene la responsabilidad de instruir a millones de niñas y niños en un sistema innovador, pero al mismo tiempo que podría resultar un fracaso.

La educación a distancia es un buen instrumento en tiempos de pandemia. Sin embargo, hizo falta transmitir a las familias de manera correcta cómo poder acceder a los canales de televisión y a las plataformas de Internet.

Photo by Tim Mossholder on Pexels.com

Las conferencias mañaneras no bastan para informar, porque además lo esencial se pierde con lo político-judicial-electoral.

El gobierno debe invertir en la difusión, porque la austeridad puede ocasionar deserción escolar y analfabetismo.

*Maestro en periodismo y experto en comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: