México y el juego ruso

Rubén Cortés.-

El juego del actual gobierno mexicano en el bloque político que teledirige Putin desde la misma oficina que comanda la invasión a Ucrania, lo metió en el affaire de un avión de Maduro, que está detenido Argentina, y que el FBI vincula con el terrorismo islámico.

Antes, se había enredado ya en dos temas cuya información tuvo que blindar hasta cinco años después que el actual presidente haya abandonado el poder: los espías rusos en México, y el asilo a Evo Morales, por líos de éste con asuntos de potencias nucleares.

Así que al menos adrenalina de alto voltaje no falta en Palacio nacional ni en la Cancillería, por lo que seguramente será blindada por cinco años toda la información del avión piloteado por un agente de la inteligencia iraní. Porque es pura lumbre ese tema.

El FBI confirmó que Gholamreza Ghasemi, piloto del avión que pasó por Querétaro (y retenido ahora en el aeropuerto de Buenos Aires) es miembro de Fuerza Quds, una división de La Guardia Revolucionaria de Irán, considerada terrorista por Estados Unidos.

La nave es de Nicolás Maduro y transporta a iraníes y venezolanos. Voló a través de Irán, Venezuela, Rusia y México. Paraguay y Uruguay le prohibieron bajar para repostar gasolina, pero sí aterrizó en Buenos Aires, Argentina, donde permanece detenida.

En Querétaro, cargó autopartes. Pero la escala es un misterio, pues la Secretaría de Comunicaciones, Infraestructura y Transportes no le dio permiso para servicio de carga, ni la Secretaría de Economía le autorizó la operación en calidad de empresa extranjera.

Y el propio gobierno panista de Querétaro está enredado. El gobernador dice que el avión no cargó nada y su secretario de Desarrollo dice que sí cargo autopartes y que una serie de contratiempos con la documentación.

El avión es un Boeing modelo 747-300M, con matrícula YV3531, que pertenece a la empresa venezolana Emtrasur, bajo el control absoluto del dictador Maduro. Y piloto es vinculado con armas, financiamiento, inteligencia y logística para el terrorismo iraní.

Según el FBI, el piloto trabaja para Hezbollah, grupo islámico al que Irán le da 200 millones de dólares al año y que violan la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, con sus ataques terroristas.

Debido a su alineamiento en el bloque ruso, el gobierno mexicano decidió la semana pasada reservar hasta 2028 la información relacionada con supuestos agentes de Putin que espían desde aquí a Estados Unidos, pues “Afectaría la imagen de México”.

Igualmente blindó hasta 2028 la información sobre Evo Morales, porque “podría ser utilizada para reconfigurar organizaciones y encubrir nuevas formas de comportamiento, que entorpecerían o impedirían operaciones de inteligencia o contrainteligencia”.

Eso sí es jugar en las grandes ligas de la lumbre. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: