Héroes expulsados

Rubén Cortés.-

Los empleados de origen mexicano vuelven a ser quienes más se matan trabajando en EU, debido al acelerado deterioro que los obliga a irse: 125 mil homicidios, 32 mil desaparecidos, 600 mil muertos por Covid, fin de estancias infantiles y del Seguro Popular…

Es demoledor: ellos allá producen la mitad de lo que produce toda la economía de la autollamada “Cuarta Transformación”. La situación nacional los expulsa. Y allá, producen la mitad del PIB de México. Son héroes, dice el presidente. Pero héroes expulsados.

Al cierre del primer trimestre de 2022, los 17.3 millones de trabajadores de origen mexicano en EU, produjeron más de 743 mil 628 millones de dólares, de acuerdo con las estadísticas del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos.

Sólo en el mes de abril, los migrantes mandaron a México cuatro mil 718 millones de dólares en remesas, según el Banco de México. Y, de enero a abril, van 17 mil 240 millones de dólares enviados. Con eso, se sostiene la mitad de la economía del país.

Sin embargo, el envío de dinero desde el extranjero a los familiares es siempre una ecuación dolorosa, porque es reflejo de la miseria que hay en casa, la cual obliga al abandono más triste: por hambre. Porque no se van a estudiar o superarse: van a matarse trabajando.

Como sea, hay que insistir en que, en 2018, al triunfo electoral del actual presidente, los migrantes ilegales mexicanos en Estados Unidos ya eran minoría ante los de otros países. En 2007 eran 8.2 millones y 10 años después la cifra bajó a 6.2 millones.

“A partir de 2007, la cantidad de inmigrantes mexicanos no autorizados disminuyó, ya que se fueron de los Estados Unidos más de los que llegaron”, señala un informe del Pew Research Center, elaborado por Jeffrey S. Passel y D’Vera Cohn.

Además, el cruce se ha tornado más peligroso para la vida de quienes se van. En los primeros tres años del actual gobierno han perdido la vida en el cruce mil 478, mientras en igual periodo del gobierno pasado fueron 885, según datos de la Cancillería.

En 2018, murieron 719 mexicanos tratando de llegar sin papeles a Estados Unidos: es la cifra más alta registrada en la historia. En 2019, fueron 337; y en 2020, fueron 442. Y en el primer trimestre de este año fueron 282 fallecidos.

Se juegan la vida para irse, huyendo de la quiebra de dos millones de negocios por falta de apoyos en la pandemia, de los cuatro mil feminicidios, la cancelación de 109 fideicomisos públicos, el desabasto de medicinas.

No les importa ser deportados. De octubre de 2021 a febrero de 2022, Estados Unidos devolvió a 312 mil 831.

Porque vuelven a escapar de aquí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: