Los millones de conservadores

Dante Pinal.-

El presidente López Obrador asegura qué en México hay más de 30 millones con “pensamiento conservador” a quienes les hace un llamado para definirse y apoyar a sus pensamientos de transformación, los cuales y según él, son los que requiere la nación para crecer.

Haciendo uso de pensamientos juaristas, muy a su estilo e interpretación, el mandatario vuelve a atacar al “viejo régimen de la simulación”, donde los conservadores parecían o fingían ser liberales.

Pero lo que el presidente no quiere reconocer es que fuera allá de los millones de conservadores que menciona, son ya millones de personas que se encuentran molestos y enojados por su forma y estilo de gobernar.

Incluso miembros prominentes de la izquierda como Cuauhtémoc Cárdenas, se ha convertido en uno de sus más severos críticos lo que ha ganado ser duramente atacado por la ola lopezobradorista que no acepta que su Tlatoani sea motivo de señalamientos.

A lo anterior hay que sumar millones de personas que son de la clase media y que han sido cuestionados por el mandatario, por sus anhelos a crecer y tener un mejor nivel de vida. Y qué decir de aquellos con estudios de licenciatura, maestría o doctorado, que han sido objeto de un menosprecio presidencial solo por percibir un salario acorde a sus conocimientos y de quienes dice Lopez Obrador, son insultos para el grueso de la gente.

Además, se suman miles de mexicanos que fueron afectados por la crisis de la pandemia y que se quedaron sin trabajo por el cierre de fuentes laborales, o aquel grupo de individuos que de ser parte de la clase media, ya forman parte en los altos índices de pobreza.

Un gobierno que se dice ser democrático e incluyente, se ha convertido en una administración que persigue a sus críticos y enaltece y perdona a sus más fieles seguidores, con todo y que se les ha comprobado problemas de corrupción.

Si hay millones de personas que, en gran cantidad, no son conservadores ni manifiestan sus ideologías políticas, son mexicanos que se están cansando de tantas mentiras y la falta de cumplimiento de cientos de palabras prometedoras.

Son habitantes que padecen el alza de precios en la gasolina y en los productos básicos, que sienten la falta de oportunidades o de programas para salir de un hoyo que parece no tener fin, en el que día día esta administración los sigue empujando.

Si por el simple hecho de no coincidir con los ideales transformadores del presidente López Obrador, pues que me juzguen y tachen de conservador aunque sea todo lo contrario. Ya es tiempo que se deje de hablar de Chairos y Fifis y tengamos a un líder que verdaderamente nos unifique y no tengan pensamientos separistas, eso si hace daño.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: