Claudia, la sumisa

Mauricio Juárez.-

Claudia Sheinbaum es una mujer inteligente, preparada, pero también sumisa a un hombre. Repite todo lo que él dice y hace todo lo que le ordena. Ha dejado a la deriva al Gobierno de la Ciudad de México y lo convirtió en una regencia.

No hay dudas de las capacidades profesionales y políticas de la jefa de Gobierno, pero tampoco de su subordinación al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se puede entender que, en la carrera por la candidatura presidencial de Morena, y a sabiendas que el gran elector habita en Palacio Nacional, atienda sus instrucciones.

Pero Sheinbaum va más allá de eso. Se agacha y calla ante la tragedia de la Línea 12 del Metro porque así se lo instruyó el presidente.

Lo defiende cuando se refiere a las mujeres que se manifiestan en las calles para exigir seguridad.

López Obrador está aferrado a reescribir la historia para saciar sus fobias y Sheinbaum le sigue el juego. Anteponen sus intereses político-electorales.

El sábado, la jefa de Gobierno volvió a recurrir a las palabras presidenciales al hablar sobre la polémica por la escultura indígena Tlali.

“Reveló el racismo y clasismo que existe en nuestra ciudad y en muchos otros lugares de México”, dijo Sheinbaum.

Esas palabras han sido utilizadas por López Obrador, quien molesto por haber perdido el 6 de junio la mitad de la Ciudad de México, se fue contra la clase media, a la que califica de racista y aspiracionista.

Quizá esas posturas le abonen para ser la “corcholata” ganadora, pero no ante la ciudadanía que quiere a una jefa de Gobierno independiente del poder presidencial.

No se trata de pelearse con el tabasqueño, pero sí de gobernar con independencia del poder presidencial. Hacer valer sus posturas con firmeza por el bienestar de los capitalinos.

Sheinbaum tiene prácticamente amarrada la candidatura presidencial de Morena. En la inauguración de la Cumbre de la Celac el presidente la sentó a su derecha y alejó al canciller Marcelo Ebrard.

Sin embargo, nada bueno le reditúa someterse a las órdenes presidenciales.

Gobernar más cerca de los ciudadanos le generaría más simpatías y probablemente el triunfo en el 2024.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: