El insostenible «Dr Muerte»

Mauricio Juárez

Hugo López-Gatell, conocido como el zar del Covid-19 o el “Dr. Muerte”, es insostenible. Confrontado con la mayoría del gabinete y abandonado por el propio López Obrador, navega en una balsa a punto de hundirse.

El presidente se hartó del subsecretario y ahora lo desprecia. No lo corre porque la soberbia del inquilino de Palacio Nacional le impide reconocer errores en el manejo de la pandemia.

Sin embargo, López-Gatell sabe que en tres años estará en severos problemas, porque sobre él caen acusaciones de genocidio, denuncia que presentaron los padres de niñas y niños con cáncer.

Ya no tendrá quien lo proteja, como lo hace ahora el mandatario para no terminar siendo el responsable del mal manejo de la pandemia y evitar ser señalado por miles de muertes por omisión y desprecio a las recomendaciones de la OMS.

Cualquier escenario en 2024 le es desfavorable al subsecretario de Salud. Con Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard, los dos más fuertes presidenciables de Morena, tiene mala relación.

Incluso, ambos lo señalan como el responsable del pésimo manejo de la pandemia, pero además los dos han sido objeto de comentarios mordaces por parte de López-Gatell.

Hugo López-Gatell.

Y los opositores, con casi nulas posibilidades de ganar la presidencia, también lo tienen en la mira y les sobran ganas de meterlo a la cárcel.

Niega haber presentado tres veces su renuncia, pero la información es sólida. Ha metido en problemas al presidente, quien se ha visto perjudicado por el hablantín subsecretario y por eso ya no lo tolera.

Solo por su cabeza pasó la posibilidad de ser candidato presidencial. Era el rockstar y tenía la confianza presidencial. Lo perdió la soberbia.

Sus alocadas declaraciones, como la de acusar a los padres de niñas y niñas con cáncer de “golpistas” y negar la vacuna antiCovid a menores con comorbilidades hicieron que su caída haya sido estrepitosa.

En unos años tendrá que pelear por su libertad, porque hay muchos dentro de la llamada Cuarta Transformación y en la oposición deseosos de verlo tras las rejas.

“El pez por su boca muerte”, y eso le pasó a López-Gatell. Su locuacidad lo pondrá en dificultades legales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: