Terminó la telenovela Scherer

Mauricio Juárez.-

La telenovela se acabó. Julio Scherer renunció a la Consejería Jurídica de la Presidencia y así concluyó una relación laboral de muchos años con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El martes corrió la versión de su salida, aunque el miércoles, luego de que el mandatario diera su mensaje con motivo de su Tercer Informe de Gobierno, el vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, lo negó. “Son solo rumores de los medios”, señaló.

Scherer fue un personaje esencial en los primeros tres años del gobierno actual, donde fungió como operador político, pero decidió hacerse a un lado, aunque la cercanía con el mandatario mexicano continúa.

Fue pieza clave en las reformas que impulsó el presidente en la primera mitad de su sexenio. Cabildeó con legisladores, gobernadores e, incluso, al interior del partido gobernante para que salieran adelante.

Acompañó al presidente desde el gobierno del Distrito Federal y en las tres campañas presidenciales del tabasqueño. Era de los pocos que no se reservaba para decirle lo que pensaba.

Con la salida de Scherer, muchos actores políticos y del Poder Judicial, quedarán huérfanos, pues tenían su apoyo, y otros seguramente destaparon una botella de vino para celebrarlo, como el caso de la senadora Olga Sánchez Cordero.

La llegada de Adán Augusto López a la Secretaría de Gobernación modificó el tablero político, porque será él quien retome las negociaciones y el cabildeo para las reformas pendientes del presidente, tareas que antes hizo Scherer.

El ex consejero jurídico, Julio Scherer.

No será sencillo convencer a la oposición de aprobar los cambios constitucionales que se pretenden para la segunda mitad del sexenio, menos cuando ayer López Obrador arremetió contra el nuevo coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira.

El tabasqueño que ahora opera desde Bucareli tendrá que trabajar horas extras si no quiere sentir el desprecio de López Obrador, intolerante cuando no logra lo que se propone.

Scherer y Adán Augusto tienen estilos distintos. El primero tiene oficio y el segundo deberá demostrar que es capaz de convencer a los opositores para sacar adelante las reformas lopezobradoristas.

En los próximos meses veremos si ofrece resultados positivos al presidente o fracasa en las negociaciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: