Los caminos de la vida del Presidente

Dante Pinal.-

En el pico más alto de contagios del Covid-19, el gobierno se empeña a iniciar las clases presenciales en las escuelas públicas y privadas del país.

¿Bajo qué argumentos? Los más ilógicos que un presidente de la República haya dicho en años: “tenemos que correr ciertos riesgos, como todo en la vida, si no salimos porque nos puede pasar algo, nos vamos a quedar todo el tiempo ahí encerrados…No, tenemos que enfrentar las adversidades, los caminos de la vida no son como imaginaba…”, diría en una mañanera.

¿Quién va a ser el responsable del aumento de contagios y muertes entre niños y adolescentes si el virus los empieza a atacar en las aulas escolares como ya lo hace con jóvenes de 18 a 29 años? ¿El Gobierno? ¡Claro que no!

Las autoridades de la SEP, para no hacerse responsables de la necedad presidencial, por lo pronto se lavarán las manos y exigirán a los padres de familia presentar una Carta Compromiso de Corresponsabilidad, para deslindarse si se llegará a presentar un  contagio masivo de infantes.

Los padres de familia serán los únicos responsables de cualquier afectación que sufran sus hijos y, con ello, evitar cualquier acción jurídica que pretendan hacer en contra del Estado si llegarán a contagiarse los menores.

Esas letras chiquitas, las que no se leen, deben tener cuidado los padres de familia al aceptar que sus hijos regresen a las aulas escolares.

Pero cada día vemos más acciones que a las 4ª transformación le importa un pepino si el incremento de contagios o muertes por el coronavirus aumenta.

Un claro ejemplo fue el acto que encabezo la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, el pasado viernes, al presentar el espectáculo de la maqueta del Templo Mayor, donde se aglutinaron más de 40 mil personas sin la sana distancia requerida, pero ¿qué importa? Al cabo que estaba al aire libre.

Si las propias autoridades se van a desmarcar de su responsabilidad y van a tolerar eventos masivos, pues nos espera un incremento de contagios desmedido. Mejor cuidémonos y evitemos ser parte de la cifra funesta del COVID-19.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: