Presidenta, presidenta

        

Dante Pinal.-

Un grito de apoyo se escuchó durante el evento de festejo de Morena cuando Claudia Sheinbaum arribó al Auditorio Nacional: presidenta, presidenta…lo cual generó una sonrisa nerviosa de la jefa de Gobierno capitalino, quien presurosa, al hacer uso de la palabra, se quejó de la derrota de su partido “por una guerra sucia de calumnias y mentiras”.

Si en verdad ya se abrió la sucesión presidencial, entonces a 24 meses de que sucedan los procesos de cambio del ejecutivo, nos encontramos con una jefa de Gobierno que se dedicará a atacar a esa oposición que la arrolló en nueve alcaldías, y a un presidente convertido en su jefe de campaña, en cuyo discurso de informe del pasado jueves ocupó varios minutos para denostar a esos grupos derechistas, y arremeterá contra todo aquel que se interponga en su cometido final: Sheinbaum para presidenta.

El temprano adelanto de la sucesión presidencial indica que ambos personajes morenistas, ven con peligro el avance de la oposición en la capital del país.

Nadie, ningún funcionario de la actual administración consideró o vio con ojos críticos, una posible victoria en su propio bastión electoral e incluso se menciona que si en Iztacalco se hubiera organizado la Alianza opositora, también habrían ganado en esa demarcación. Xochimilco continúa en veremos porque se solicitará a las autoridades electorales el reconteo de votos por lo apretado de los resultados electorales.

Si Sheinbaum es la elegida por el gran Tlatoani del Palacio Nacional, entonces el asunto de la tragedia Línea 12 del metro, quedará clasificada como un asunto de estado y se solicitará guardar su expediente cinco años. Y como acostumbran los morenistas: borrón y cuenta nueva por lo pronto, para no entorpecer la carrera presidencial de jefa de Gobierno.

Si los alcaldes aliancistas hacen una buena gestión en los próximos tres años y Sheinbaum se dedica a desgobernar, la catástrofe electoral en la Ciudad de México será total en la próxima contienda electoral.

¿Ya se les olvidó que el derrumbe del PRI, se inició en la capital del país cuando en 1997 la ganó el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas? Pues parece ser que no, este tipo de historias no los convencen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: