Morena y el dinero

Rubén Cortés.-

Morena tiene un paso adelante para ganar las elecciones intermedias de junio, porque es el partido que maneja mejor los tretas del dinero. Y las elecciones se ganan con dinero. Por eso ganó las presidenciales de 2018, y va camino a ganar las próximas.

Por ejemplo, con rumbo a los comicios de junio, Morena anunció que devolvería al Estado mexicano dos mil 244 millones de pesos que le corresponden de nuestros impuestos, para que el Estado mexicano los invirtiera en comprar vacunas antiCovid.

Pero no devolvió ni un peso. El Instituto Nacional Electoral informó que Morena no ha renunciado a ese dinero, que es la mitad del presupuesto que le corresponde para este año, y que sale del dinero de los mexicanos que pagan impuestos.

Es la marca de la casa en Morena: conocer las artimañas para sacar lana. Hizo la misma trastada a costa de los damnificados por el sismo del 19 de septiembre de 2017, al crear un fideicomiso para juntar dinero y dárselo a los afectados, pero éstos jamás lo vieron.

Tras ganar las elecciones, Morena canceló los 109 fideicomisos que existían en el país (y beneficiaban a casi todas las facetas del saber y el hacer de los ciudadanos) y se quedó, para sus operaciones como gobierno, los 55 mil millones que había en esas cajas.

Sin embargo, las habilidades de Morena para hacerse de dinero de nuestros impuestos (que es el dinero que básicamente engrosa lo que denominan “dinero público”) tienen el acierto de ser envueltas en el celofán falso de las mejores causas.

En 2017, aprovechó el desastre del sismo. En 2020, aprovechó el desastre de la pandemia. Una destreza del camuflaje de la propaganda que hoy aplica, desde el poder, para ir cancelando las reglas del Estado de Derecho que le permitieron acceder al poder.

Por ejemplo, el 25 de diciembre de 2020, Morena anunció la devolución al Estado de la mitad de su presupuesto para 2021, con la idea de que el gobierno comprase 10 millones de vacunas contra el Covid. Pero no dio ni un solo peso.

La misma manera de operar que cuando tras el sismo de 2017 creó el fideicomiso “Por los demás”, con número 73803, en Banca Afirme, para ayudar a los damnificados y que reunió 78,8 millones de pesos y nunca se supo quiénes los aportaron.

Un total de 70 sujetos sacaron 64,5 millones en cheques de caja del fideicomiso, pero ninguno era damnificado: todos eran militantes de Morena. A esos 64,5 millones, al ser cambiados a efectivo, la autoridad no pudo seguirle el rastro.

 Lo que queda es que Morena sí sabe fondearse. Y es con fondos con lo que se ganan elecciones.

 Por eso las gana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: