La soberbia

Jorge Ortega Ferrán.-

Quedarse en casa ha sido la instrucción que hemos escuchado durante todos estos meses aunque, una gran mayoría de connacionales, aprovechando las fiestas decembrinas, han decidido tomar unos cuantos días de vacaciones fuera de sus domicilios. Algunos quizá para encerrarse en otros fuera de la ciudad, otros para “reactivar la economía” de pueblos mágicos, playas y zonas turísticas, y algunos para visitar familiares en otros estados. Cualquiera que haya sido el motivo es completamente justificable, al final somos seres humanos, con gustos y necesidades, merecemos un recreo después de casi 10 meses de cuarentena. No debería entonces sorprendernos el hecho de que el subsecretario de salud, designado por el mismísimo presidente López Obrador, se haya decidido tomar un tiempo libre, unas cortas vacaciones, para pasear por las cautivadoras playas de Oaxaca, hermosas en esta época del año he de decir.

Desafortunadamente para el señor subsecretario las fotografías que se le han tomado disfrutando de un coctel en la playa, acompañado de una dama y hablando por teléfono, sin cubre bocas, en un avión, no han sentado del todo bien en la opinión pública y han causado la indignación de trabajadores de la salud y algunos sectores de la población. No parece haber sido la decisión correcta, que el doctor López-Gatell, en pleno pico de la pandemia, con más de 10,000 muertos, una CDMX a punto del colapso y una cifra de contagios que se acerca al millón y medio, se haya decantado por la idea de pasar unos días bebiendo margaritas y disfrutando del sol. Lo que en otras circunstancias podría ser visto como un merecido descanso de parte de un arduo trabajador, no lo es cuando el mismo personaje que nos recalca el mensaje, a cada momento que puede, “quédense en casa”, aprovecha sus ratos libres para salir a comer a restaurantes y vacacionar por toda la República.

Lejos de que el subsecretario enmendará su error y reconociera la hipocresía de sus acciones, ha decidido dar una breve cátedra de la imparcialidad en los medios de comunicación y justificar su accionar. Acusando a medios de comunicación de crear una narrativa a partir de verdades a medias, el doctor, nos da motivos, excusas, por los cuales todas y cada una de las acciones imprudentes que ha realizado son completamente defendibles, pero lamentablemente no lo son. Creamos en las explicaciones que ha dado el doctor por un momento, supongamos que se busca crear un demonio de su persona con motivos políticos, entendámoslo como un ser humano más con necesidades, gustos y caprichos, con todo y eso doctor, no va a evitar que lo veamos como lo que sí es: arrogante, soberbio, incompetente e hipócrita. La realidad, que no está dispuesto a aceptar, está reflejada en las funerarias, que ya no se dan abasto para cremar los cuerpos; en los hospitales, donde la gente se pelea por una cama; en el desabasto de oxígeno, pero la soberbia no reconoce error.

Conforme han pasado los meses la imagen de López-Gatell se va viendo más clara. Un títere en servicio del ejecutivo, empleado para mandar mensajes poco claros a la población y contener las críticas al gobierno federal. Desde inicio de la pandemia ha empleado su tiempo en esparcir el mensaje, desde un punto de vista “científico”, que el presidente ha querido dar y como anillo al dedo al doctor Gatell le ha funcionado para aumentar su presencia mediática y política, amparado por el cobijo del presidente, intocable, soberbio y orgulloso.

López-Gatell, en avión y sin cubrebocas

“La soberbia es una discapacidad que suele afectar a pobres infelices mortales que se encuentran de golpe con una cuota de poder”

– José de San Martín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: