Moctezuma, la operación cicatriz

Margrit Moreno Kücks.-

 Tras la jubilación anticipada y sorpresiva de la diplomática Martha Alicia Bárcena, el presidente Andrés Manuel ya anunció su decisión de elegir a Esteban Moctezuma, como el próximo embajador de México en Estados Unidos. Este nuevo nombramiento ahora tendrá que ser enviado para su ratificación en el Senado, por lo que su llegada a Washington tomará su tiempo.

¿Por qué Esteban Moctezuma Barragán?, probablemente el perfil del economista mexicano sea el más idóneo para la operación cicatriz con los demócratas estadounidenses, porque dejó buenas relaciones con éstos durante la administración del ex presidente Bill Clinton y ha tratado con anterioridad temas clave de la agenda bilateral, como migración y tráfico de drogas.

Dentro de su trayectoria laboral ocupó varios cargos en la administración pública mexicana, destacando durante la presidencia de Ernesto Zedillo, como Secretario de Gobernación y después Secretario de Desarrollo Social. También militó 25 años en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y apoyó en la campaña de Francisco Labastida. Terminadas las elecciones del año 2000, estuvo casi dos décadas como presidente de la Fundación Azteca, del empresario Ricardo Salinas Pliego.

Bajo la premisa de “estas conmigo o en contra mía” se torna complicado hacer políticas, negociaciones o relaciones sociales. No hace falta ser adivino para saber que se construyó una pesada loza de hielo entre el presidente mexicano Andrés Manuel y el ahora presidente electo Joe Biden. Y si bien, por la relación comercial y geopolítica entre México y EE.UU. se tendrá una reconciliación de manera orgánica, ahora la tarea más urgente de la cancillería mexicana será mejorar la relación con los demócratas y contrarrestar todos los indicios de una predilección hacia Trump.

Esteban Moctezuma, todavía secretario de Educación

Con saltos dobles mortales hacia atrás, la embajadora Bárcena, con 43 años de experiencia en el servicio exterior, tuvo que sortear de la mejor forma las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, tras las jornadas electorales del país vecino. Pues hay una lista de desaires del presidente López Obrador hacia el demócrata Joe Biden, como visitar la casa blanca con el también candidato Donald Trump -para la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC), en donde no estuvo el primer ministro  de Canadá-, y no buscar una reunión con los demócratas, además de negarle una llamada “bajo el principio de no intervención” y esperar hasta el último momento para enviar una felicitación por su triunfo electoral. Estos son los errores que se tendrán que enmendar conforme la marcha y tender puentes “fraternos” lo antes posible.

Esta transición colocará de nuevo algunos temas en la agenda bilateral, como una revisión exhaustiva a la reforma laboral en el Tratado de Libre Comercio (TLC), respeto a los derechos humanos, combate al crimen organizado y políticas medioambientales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: