Corrupción y elecciones, como anillo al dedo

Mauricio Juárez.-

Enrique Peña Nieto está en el ojo del huracán. La Fiscalía General de la República va por él. Lo acusa de los delitos de cohecho, electorales, traición a la patria y de ser “jefe criminal”.

No hay duda de que el gobierno anterior es de los más corruptos en la historia, pero tampoco la hay del acuerdo secreto para que Peña no metiera las manos en las elecciones de 2018 a cambio de impunidad.

La información revelada por el periódico Reforma indica que es posible que ese acuerdo no se respete y, al menos, el expresidente sea citado a declarar sobre los casos de corrupción en los que se le mencionan.

También evidencia que cuando la FGR hace su trabajo y el gobierno evita hacer politiquería es posible cumplir la ley sin ningún tipo de consulta.

Muchos funcionarios del gobierno de Peña deben estar preocupados. Muy pocos prefirieron abstenerse de realizar negocios turbios para robarse el dinero del erario. Los más cercanos al expresidente se enriquecieron sin el menor rubor.

Era frase común en el sexenio anterior aquella de: “se está robando hasta los lápices” para referirse al algún personaje del entorno de Peña que hacía negocios para su beneficio personal con el dinero público.

Por eso no solo el expresidente y Luis Videgaray deberían estar bajo la lupa, sino muchos otros que metieron la mano en el manejo de los recursos.

Luis Videgaray y Enrique Peña Nieto

En este momento, el tema que más interesa al gobierno de López Obrador es la corrupción de Odebrecht, por tratarse de escándalo a nivel mundial y porque electoralmente es el que le puede redituar rápidamente.

Pero ni en Palacio Nacional ni en la FGR se debería dejar de mirar hacia otros allegados a Peña Nieto y que utilizaron las instituciones para chantajear y sacar provecho económico de manera ilegal.

Como anillo al dedo le queda este escándalo al presidente. La corrupción del sexenio anterior y la proximidad de las elecciones le servirán como parte de su campaña para mantener la mayoría en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, también debe servir como escarmiento para acabar con la corrupción en el gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: