El rompimiento del pacto federal

Dante Pinal.-

Los gobernadores integrantes de la Alianza Federalista, junto a alcaldes, empresarios y miembros de la sociedad, se pronunciaron simultáneamente en cada una de sus entidades, en rechazo a los recortes del presupuesto 2021 aprobado en la Cámara de Diputados, la eliminación de los fideicomisos y la reorientación de la estrategia gubernamental para detener la pandemia del Covid-19.

En cada uno de sus estados, los mandatarios estatales coincidieron en manifestar su disposición al diálogo de manera coordinada con el Ejecutivo Federal, o de lo contrario están preparados para emprender una batalla legal, “que podría ser el inicio del rompimiento del Pacto Federal con graves consecuencias en el país” como lo señaló Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila.

Coincidieron en que no van a permitir abusos por parte de la Federación y que su lucha es el reclamo por una asignación mayor de recursos, ya que sus entidades aportan más del 21 por ciento del Producto Interno Bruto.

Es la quinta ocasión en menos de 6 meses que la Alianza Federalista se pronuncia en contra de las políticas públicas del actual Gobierno, pero ahora con un nuevo modelo: cada gobernador desde su estado y con el apoyo de agrupaciones empresariales, de la sociedad civil y grupos políticos locales.

Fueron claros en señalar que los recortes aprobados por la mayoría morenista en el Congreso, pondrán en una situación difícil de parálisis económica y están condenando al retroceso de sus estados so pretexto de un falso discurso contra la corrupción.

Los primeros en atentar contra el llamado Pacto Federal, fueron los legisladores de Morena y sus aliados, quienes, sin preguntar a los gobernadores, autorizaron un presupuesto a modo del Palacio Nacional, ya que recortaron y eliminaron recursos destinados a programas de educación, ciencia, salud, desarrollo social y medio ambiente.

Miguel Riquelme, gobernador de Coahuila

Los 12 mandatarios estatales, coincidieron que el llamado a la defensa del Pacto Federal, no es contra el presidente López Obrador, ni contiene algún trasfondo político electoral, es un llamado de auxilio ante la difícil situación económica que vive el país.

Si el presidente hace oídos sordos a este llamado de los gobernadores de la llamada Alianza Federalista, no se dude que otros mandatarios estatales se le sumen a su exigencia de un reparto equitativo de recursos y se ponga en mayor riesgo la unidad nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: