La piel delgada del gobierno y su partido

Mauricio Juárez.-

La autollamada 4T está peleada con la rendición de cuentas. Tienen la piel tan sensible que suspenden las comparecencias de los funcionarios del gobierno ante las Cámaras de Diputados y Senadores.

Ni Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, ni los titulares del sector Salud, encabezados por Jorge Alcocer, llegaron a la tribuna del Congreso. Marcelo Ebrard tampoco, pero por motivos distintos. Los accesos al Senado estaban bloqueados y no pudo ingresar.

A eso hay que sumarle la suspendida comparecencia del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, en el Senado de la República por “no haber condiciones”, según el presidente de la Comisión de Salud, el morenista Miguel Ángel Navarro.

Los coordinadores de Morena en las Cámara de Diputados y Senadores, Mario Delgado y Ricardo Monreal, maniobraron para evitar que quienes están obligados a rendir cuentas por el rumbo que lleva el gobierno, sean cuestionados por los legisladores de oposición.

Realmente lo que al partido del gobierno le molesta es que sus funcionarios sean criticados, confrontados y que con datos les digan cuáles son las fallas que tiene esta administración.

Les incomodó que el lunes, en el Senado, López-Gatell, su funcionario “estrella”, haya sido vapuleado por las senadoras del PAN, PRI y Movimiento Ciudadano. Dejándolo ver como lo que es: una persona que miente solo por quedar bien con su jefe el presidente de la República.

En Morena no tienen memoria. Olvidan el trato que ellos dieron, en su paso por el PRD y por el PT, a funcionarios de gobiernos del PRI y el PAN. Igual que ahora: pancartas, “regalos”, gritos, silbatos, entre otras cosas.

López-Gatell, sin condiciones para comparecer

Hoy, como partido en el gobierno, rechazan cualquier protesta porque son abyectos ante el poder del Ejecutivo. Sin posibilidad de mostrar su desacuerdo por los desaciertos del presidente. Solo están para aplaudir y aprobar lo que el mandatario les mande.

La democracia en México está en riesgo, y el papel de contrapeso que el Legislativo debería ejercer simplemente no existe. La apabullante mayoría de Morena y sus aliados en las Cámaras de Diputados y Senadores evaden no solo los argumentos, sino el proceso democrático que es la rendición de cuentas.

El tiempo les cobrará su soberbia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: