Venganza y autoritarismo, distintivos de López Obrador

Mauricio Juárez.-

A Andrés Manuel López Obrador le gusta repetir que lo suyo no es la venganza. Lo cierto es que su fuerte es, precisamente, la venganza. Ejemplos sobran: Rosario Robles y Felipe Calderón, a quien le urge ponerlo ante un juez.

Pero no son los únicos. Ahora la Unidad de Inteligencia Financiera, a cargo de Santiago Nieto, decidió congelar las cuentas bancarias de personajes que el mandatario ubica como los instigadores de las protestas en la presa La Boquilla.

Uno de ellos es el exgobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza. Santiago Nieto justificó que esa acción se debe a un presunto desvío de 129 millones de pesos del ISSSTE, institución que el chihuahuense encabezó en el sexenio pasado.

En política no hay casualidades. Es un acto de venganza en contra de Reyes Baeza. El presidente lo incluyó en un grupo político que, según él, está detrás de las protestas para que se deje de extraer agua para pagar un adeudo a Estados Unidos.

El discurso presidencial hay que leerlo al revés. Cuando dice una cosa, es exactamente lo contrario.

Ya inició con su circo de la consulta para enjuiciar a expresidentes, cuando había dicho que estaba en contra. Si hubiera un verdadero Estado de derecho, como también le gusta repetir, presentaría ante la FGR las pruebas, si las tuviera, de los supuestos actos de corrupción de los que los acusa.

A Felipe Calderón no le perdona que le haya ganado la Presidencia. A Rosario Robles la tiene en la cárcel porque Carlos Ahumada, empresario argentino y expareja de la propia exjefa de Gobierno, exhibiera a su entonces operador político, René Bejarano, recibiendo fajos de dinero.

Periodistas críticos de su gobierno, como Carlos Loret de Mola, Víctor Trujillo y Pablo Hiriart tuvieron que exiliarse en Estados Unidos porque son víctimas de su vociferación matutina. Los expuso a las agresiones y amenazas de los fanáticos que le siguen.

El exgobernador de Chihuahua, Reyes Baeza

Al menos a un gobernador de oposición que lo ha criticado por el manejo de la pandemia lo mandó investigar para buscarle actos de corrupción. No encontró nada.

La libertad de expresión y de ideas está en riesgo. El presidente busca callar a todos aquellos que no coinciden con su proyecto. López Obrador pasará a la historia por autoritario y vengativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: