Un circo llamado Morena

Mauricio Juárez.-

Nada más 51 aspirantes a la dirigencia nacional del partido en el poder, Morena, se registraron para participar en la encuesta que organizará el INE. Más que un proceso democrático para elegir presidente y secretario general de ese partido parece un circo en el que todos quieren actuar.

Hay cuadros fuertes, con trayectoria y experiencia política, pero hay otros que simplemente se apuntaron, seguramente aburridos por estar confinados por la pandemia.

Entre los cuadros con posibilidades están, en primer lugar, el diputado Mario Delgado, quien tiene el apoyo de los llamados conservadores, como el canciller Marcelo Ebrard y el coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal. El colimense lleva ventaja.

Del lado de los puros, que son los que adulan y son parte de los fanáticos que siguen y obedecen a ciegas a López Obrador, están Gibrán Ramírez, Yeidckol Polevnsky y Javier Hidalgo (sin posibilidades).

En el de centro está Porfirio Muñoz Ledo, diputado y expresidente nacional del PRI, del PRD, candidato presidencial en 2000 por el PARM, pero que finalmente declinó a favor de Vicente Fox (PAN).

También se elegirá secretario general de Morena. Se inscribieron, entre los cuadros más destacados: la senadora Citlalli Hernández, Antonio Attolini y Flavio Sosa, identificados en el bando de los duros. Son 54 aspirantes a la secretaría general.

El INE deberá revisar quiénes cumplen los requisitos estatutarios para aspirar a esos cargos, y la lista definitiva saldrá el 12 de septiembre. La primera prueba de fuego para el órgano electoral en esta batalla que se vaticina campal.

El INE estará en el centro de la polémica (no lo ha dejado de estar desde que inició este gobierno) en esta elección, porque está entre dos trenes que chocarán y ninguno aceptará su derrota.

Mario Delgado

Morena se perredizo rápidamente. Tribus que solo piensan en el poder político y por eso quieren hacerse de la dirigencia nacional. Desde ahí se decidirán muchas de las candidaturas en 2021.

El partido del presidente López Obrador corre el riesgo de dividirse. Nadie aceptará que perdió y habrá impugnaciones en el Tribunal Electoral.

Es un circo sin red de protección. El presidente debería estar preocupado por el futuro del partido que él creó en lugar de atacar todos los días a sus “adversarios”, sean partidos políticos o medios de comunicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: