¿Y qué pasará cuando lleguemos a los 70 mil muertos?

Julián Andrade.-

En unos días México llegará a las 70 mil muertes por Covid-19.  La cifra real es mayor, por supuesto, pero esta refleja la dimensión de un drama que continúa y del que al parecer no saldremos en el corto plazo.

Las autoridades responsables de atender la tragedia no se van a mover de su estrategia. Están paralizados por el error y creen que es menos costoso el mantenerse firmes, que el dar un viraje y admitir que se equivocaron.

Hace unos días, el subsecretario Hugo López-Gatell anunció que vendrá un rebote, una segunda oleada, en octubre y que la pandemia se prolongará hasta abril de 2021. A estas alturas este tipo de afirmaciones resultarían chuscas, en particular porque no puede haber rebote de algo que nunca concluyó, pero más bien resultan alarmantes.

Son las cuentas de un desastre, aunque no lo digan y mucho menos lo admitan.

El indicador que ahora utilizan para sostener su eficacia, es que los hospitales nunca se han saturado y que en México no se vieron las escenas dantescas de otros países.

Photo by Miguel u00c1. Padriu00f1u00e1n on Pexels.com

Es cierto, pero lo que omiten es el costo de esta decisión y que por lo pronto se esboza en el aumento de los índices de mortalidad y en el propio rango de decesos por el Covid-19. Es decir, las personas murieron en sus casas y lo hicieron en una proporción mayor a la previsible.

Somos, además, el país con el promedio más alto de muertes de trabajadores de salud, lo que en buena medida se explica por la falta de equipo de seguridad adecuado, por el exceso de trabajo y la falta de personal. Han sido especialmente vulnerables quienes se encargan de la limpieza de los hospitales, una tarea operativa que es indispensable.

70 mil muertos, una cifra escandalosa por donde quiera que se le vea y más aún si reparamos que no son números, sino personas con familias y amigos. ¿Qué pasará? Nada. Continuará la misma mecánica de negación y las comparaciones absurdas.

Algún día tendrán que rendir cuentas y sospecho que el mayor problema surgirá por la soberbia, por la arrogancia al sentirse más capacitados de lo que estaban, y por menospreciar mucha de la ayuda que les habría servido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: