Elección en Morena, dardo envenenado para el INE

Julián Andrade

Un dardo envenenado, eso es lo que representa la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)  para que el Instituto Nacional Electoral (INE) se encargue de realizar una encuesta que defina a la nueva dirigencia del partido Morena. ¿Por qué? Sencillo. No puede salir bien, porque los perdedores no aceptarán los resultados. La mayoría de sus corrientes, de esa organización,  se fundaron en la lógica de la sospecha.

Es más, el Consejo Nacional de ese partido ya desacreditó la sentencia, aunque dicen que de todas formas la acatarán, por lo que es previsible lo que vendrá en los próximos días: una andanada de ataques a las autoridades electorales.

Como si eso no fuera poco, el INE tiene que realizar la consulta sin contratar empresas especializadas que lo hagan, asumiendo, de paso, todo el costo político que saldrá del asunto.

Por supuesto que no es culpa ni del INE ni del TEPJF, ya que se llegó a este extremo porque en ese partido no fueron capaces de ponerse de acuerdo en un método con el que se sintieran cómodos y que no terminara en una disputa interna.

Es curioso y revelador, el nivel de desconfianza que se tienen entre ellos mismos.

La propia conformación de Morena es la que está haciendo crisis, porque no son muchas las ideas y proyectos en los que convergen, aunque por ahora los mantenga unidos el cemento del poder presidencial y la figura de Andrés Manuel López Obrador.

Otro problema, que no tardará en ser explotado mediáticamente, es la supuesta injerencia indebida del Tribunal Electoral en la vida interna de los partidos. Es la propia ley la que establece estas dinámicas y a las que se suma la enorme propensión al litigio de los militantes de los partidos.

Por lo pronto, Bertha Luján, quien preside el Consejo Nacional, ya anunció que hay senadores interesados en reformar la ley para que el Tribunal Electoral deje de ser la última instancia de decisión en la materia que le compete y así trasladar la responsabilidad a la Suprema Corte. Eso no prosperará, o es muy difícil, pero no deja de ser inquietante la lógica, de quienes ahora tienen el poder, que consiste en desplazar a toda instancia que les molesta o consideran un obstáculo. Es el cuento de nunca acabar y que solo tendría un final cuando ya no exista control y contrapeso alguno.

Bertha Luján

Veremos cómo el INE establece los términos de la consulta, pero es seguro que en cada grupo de Morena  encontrarán huecos por donde se cuele la crítica y, sobre todo, la posibilidad de recurrir de nueva cuenta a los tribunales para que resuelvan, aunque en el fondo no se les haga mucho caso, cómo ha quedado manifiesto en el tema de la elección de su próxima dirigencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: