Chavismo, 4T y medios

Rubén Cortés

Es lógico el temor de algunos a que la inclinación del actual gobierno por el control y manejo de los medios pueda provocar aquí la práctica de los métodos de censura del chavismo. Sin embargo, en México no ocurrirá.

Sí: es lógico creer que viene la ejecución de los métodos de censura del chavismo, si se tiene en cuenta que, como el lunes, el jefe del Ejecutivo se queja de que Reforma y El Universal publican las cifras que informa diario el gobierno de muertes por COVID-19.

O que NYT divulgue en portada que “México está enfrentando uno de los peores brotes de coronavirus del mundo, con más de 52 mil muertes confirmadas”. Sin embargo, la 4T exhibe un manejo de medios incluso superior al de Carlos Salinas.

De ocho contratistas del gobierno que acompañaron al presidente en el viaje a Washington, cuatro fueron propietarios de emporios mediáticos, además de que la inmensa mayoría de los otros dueños son, también, contratistas de la 4T. Así que tiene todo bajo control.

Es la diferencia entre las estrategias de chavismo y 4T para manejar los medios y, por lo que el chavismo en 2009 debió cerrar de tajo 32 emisoras de radio y TV; mientras que aquí el presidente concede negocios del gobierno a magnates de los medios.

Por ejemplo, a falta de clases presenciales (por COVID-19), le pagó a cuatro de sus acompañantes a Washington 450 millones de pesos para que sus canales transmitan los contenidos escolares.

El chavismo, en cambio, cerró Venevisión, Televen, TRT, Globovisión, La tele, ANTV, Canal i, Vpi, DirecTV canal, Inter canal, ULA Tab y muchos más.

La diferencia de tácticas de chavismo y 4T está en que, allá, los dueños crecieron en el negocio exclusivamente vendiendo noticias y así se vincularon al poder; aquí se vincularon al poder porque le vendían lavadoras, medicinas, plataformas y luego compraron medios.

Photo by Pixabay on Pexels.com

El origen de la independencia de los dueños ante el poder político en Venezuela impidió al chavismo controlarlos y entonces debió aplastarlos. El origen de la dependencia de los dueños ante el poder político en México facilita controlarlos, y no es necesario aplastarlos.

No ocurrirá aquí la razzia criminal del chavismo: desde presionar a propietarios a venderle a testaferros del régimen, hasta tomar el negocio de importación de papel periódico, pasando por cerrar 54 emisoras, 17 impresos y 8 canales de TV, sólo en 2017.

Más de 60 diarios han dejado de circular por falta de papel que sólo vende el gobierno, además de la suspensión de los canales 

National Geographic (Estados Unidos) Antena 3 (España), Radio Caracol (Colombia) y 24 Horas (Chile).

Aquí, más bien, mantendrán vigentes un par de “enemigos” .

Para poder “quejarse” en las mañanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: