El costo de los brindis en la Casa Blanca se pagará en noviembre

Julián Andrade

Las consecuencias de la reunión de Andrés Manuel López Obrador y de Donald Trump no se verán ahora, sino en los próximos meses.

Calcular el costo y el beneficio del encuentro, en estos momentos, es absurdo, sobre todo si hace apelando a que no hubo grosería alguna por parte del mandatario estadounidense.

¿Qué no se pelearon? ¿Por qué lo harían, si coinciden en lo básico? ¿Qué podría reclamar Trump si el gobierno mexicano se ha plagado a todos sus exigencias?

Las amenazas de los aranceles se convirtieron en la palanca que significó levantar un muro de seguridad, con el despliegue de la Guardia Nacional, en la frontera sur mexicana, ayuda que fue agradecida puntualmente por Trump.

No, ese nunca fue el riesgo de la reunión en la Casa Blanca, sino en las consecuencias que tendrá lo que es visto como un apoyo a la carrera por la reelección en la que ya está empeñado Trump.

Ahí está el meollo del asunto y por ello Joe Biden, luego de la reunión en La Casa Blanca, recordó que Trump llamó violadores a los mexicanos. Es el primer aviso, y vendrán más, de la lectura que ya se hace en el entorno de quien puede convertirse en presidente en noviembre próximo.

Dice López Obrador que fallaron quienes consideraban que no podrían tener una buena relación. No es así, quizá se equivocaron quienes creyeron que el presidente mexicano era de izquierda, cuando en realidad representa al populismo nacionalista que encaja, muy bien, con la retórica aislacionista del presidente estadounidense.

Los populismos convergen y se ayudan, es una condición de sus propia naturaleza y de sus aspiraciones de destrucción de las élites, económicas, culturales y políticas, para devolver al pueblo agraviado su grandeza.

Los llamados a una América grande y poderosa empalman bien con la proclama de una trasformación histórica decretada, que ya está escrita antes de que culmine su ciclo.

Pero como suele ocurrir, no se trata de López Obrador, el daño será para México, porque nunca es bueno cantar un pleito antes de tiempo y eso es lo que se hizo, cuando lanzaron vivas los dos amigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: