El aparato del Estado en pro de la consulta

Dante Pinal.-

A ocho días de realizarse la consulta ciudadana para la revocación del mandato presidencial, el fin de semana fue muy intenso para los funcionarios de la administración lopezobradorista y las brigadas morenistas dedicadas a solicitar (¿o presionar?) la participación popular.

Secretarios de estado, subsecretarios, directores generales de organismos descentralizados y legisladores estuvieron muy movidos participando en asambleas vecinales con el propósito de que un mayor número de población asista a votar el próximo domingo y la consulta sea vinculante, tal y como lo ordena el propio presidente López Obrador.

Si realmente el mandatario continúa con su confianza total de que el “pueblo bueno” y los 30 millones de votantes que lo llevaron al poder serán quienes saldrán a las calles a ratificarle su apoyo, ¿qué necesidad de desplegar todo el aparato gubernamental en todo el país para convencer a la sociedad de que el presidente sigue siendo la esperanza de los mexicanos?

Por el contrario, el despliegue de servidores públicos y brigadistas solo sirvió para demostrar que no toda la población está de acuerdo en participación en la consulta democrática.

Varias son las razones, entre las principales son que el propio López Obrador ya perdió la confianza de millones de seguidores quienes ya no coinciden ni están de acuerdo con su forma de gobernar.

Esto lo sabe el propio mandatario por lo que más que una consulta para su continuidad, es conocer realmente cómo se encuentran tanto sus niveles de aceptación, en una sociedad que se vuelve más anti morenista, y cómo se encuentra su partido.

Quizá estos números no se lograrán de manera contundente, porque hay miles de personas que han señalado su negativa a participar, lo que sí es claro que la consulta jamás llegara a los más de 39 millones de participantes que se requiere para que se convierta en vinculante.

Otro asunto que no podremos dejar pasar, es que no van a pasar ni 24 horas después de los resultados, cuando el propio López Obrador inicie el ataque directo en contra de las autoridades del INE, buscando la destitución de sus consejeros a quienes llamara “traidores a la patria” y esa actitud será la más peligrosa de un presidente mexicano en los últimos tiempos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: