Desdén presidencial

Mauricio Juárez*

El presidente López Obrador informó que la próxima semana se reunirá con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago). Los mandatarios opositores que integran la llamada Alianza Federalista, y que exigieron un encuentro, no pueden verlo como un triunfo.

La reunión, lo dijo con claridad López Obrador, pero también con desdén a quienes pidieron la renuncia de López-Gatell, se debe a un compromiso que asumió con el presidente de la Conago, Juan Manuel Carreras, gobernador de San Luis Potosí.

Será interesante observar cómo actúan los de la Alianza Federalista. Si se comportan con altanería frente al presidente, como lo hacen en sus conferencias de prensa y comunicados conjuntos, o simplemente “callan como momias”.

Tener cerca a quien ostenta la investidura presidencial no es cosa menor, aun cuando se trate de un hombre que, debido a su mal manejo de las crisis sanitaria y económica, lleva al país al “despeñadero”.

López Obrador, finalmente, concedió una reunión a la Conago. Había soslayado diferentes llamados de los gobernadores para tratar temas como la Covid-19 y apoyos económicos a las entidades federativas para enfrentar la crisis sanitaria.

Pero desde hace meses viene advirtiendo que los dichos y los hechos de los gobernadores de oposición son “politiquería”, y ayer, con diferentes palabras, lo repitió: “vienen las elecciones y entonces hay ruido, hay bulla, hay alboroto”.

En ese contexto se llevará a cabo la reunión con la Conago. Con el presidente y los gobernadores del PAN, PRD, MC y alguno otro del PRI, confrontados en los medios de comunicación. Con declaraciones que, por altisonantes, ocupan la nota principal de los periódicos.

Sin embargo, el diálogo entre quienes tienen el encargo de gobernar siempre es una buena noticia, aunque difícilmente habrá acuerdos que cambien la estrategia federal respecto a la pandemia o a la política económica.

Veremos saludos y sonrisas a la distancia, y habrá que estar pendientes de los mensajes entre líneas. Quizá la nota estará lejos de la Covid-19.

Un triunfo de los opositores sería llegar a un acuerdo para comenzar a revisar la Ley de Coordinación Fiscal para que las entidades tengan mayores ingresos. Pero más no lograrán.

*Maestro en periodismo y experto en comunicación social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: