Ahora, haitianos migrantes buscan «el sueño mexicano»

Por Redacción.-

Cientos de ciudadanos de Haití desarrollan su vida cotidiana en las inmediaciones de la capital de México, en barrios de la alcaldía Cuauhtémoc, en espera de que la Secretaría de Gobernación (Segob) les responda sus solicitudes para obtener un permiso de “Visitante por Razones Humanitarias”.

Las personas migrantes deambulan por colonias como el Centro, Buenavista, Guerrero, San Simón, Peralvillo, Exhipodromo de Peralvillo, San Rafael o Santa María La Ribera; en el perímetro de la alcaldía que gobierna Sandra Cuevas en Cuauhtémoc.

Los indocumentados, en su mayoría personas afrodescendientes, buscan estar cerca de la Unidad de Política Migratoria, Registro e Identidad de Personas de la Secretaría de Gobernación (Segob), dependencia que atiende Adán Augusto López Hernández, y que se ubica en la calle Versalles número 15, de la colonia Juárez.

Aunque el servicio inicia a partir de las 09:00 horas, los migrantes haitianos hacen fila desde la madrugada, para entregar y desarrollar los requisitos que la dependencia federal les impuso para transitar por nuestro país sin ser molestados.

Sobre Paseo de la Reforma se pueden observar algunos de ellos al interior de restaurantes y hoteles de cinco estrellas que se encuentran en la zona, “saben hablar francés, inglés y español, eso ayuda al negocio ahora que estamos en semáforo verde”, dice Javier Torres, gerente de uno de estos negocios.

En mercados populares, por ejemplo, el “Martinez de la Torre”, “San Cosme”, “San Simón”, o el de la “Lagunilla” se pueden observar –tanto a hombres como a mujeres de origen haitiano–, atender fondas y negocios especializados, como la reparación de aparatos electrónicos o eléctricos.

Personas migrantes de origen haitiano

Incluso, se puede apreciar en el exterior de la estación del metro “Guerrero», un local semifijo de tacos de guisado, atendido por un par de personas haitianas, que poco hablan español, pero que su acento francés formula una comunicación fluida con los comensales; en este mismo barrio mexicano que hace décadas era recorrido por el gran mimo de México, Jaime Moreno «Cantinflas».

Un modesto restaurante de la esquina de General Prim con la calle Versalles, que ofrece una carta italiana, se convirtió en el lugar de trabajo de Katiana Joshef, mujer haitiana quien a sus escasos 24 años, atiende algunas mesas de ese establecimiento.

Joshef es originaria de la localidad de Los Cayos, ubicada a unos 200 kilómetros al poniente de Puerto Príncipe, y platica que lleva más de tres meses en territorio mexicano, primero se asentó en Chiapas y, ahora, es parte de la vida cotidiana de la ciudad de México.

Trabajan por 50 pesos diarios, que les ayuda para pagar su alquiler

Mexicanos les dan empleo porque su paga es más barata que las manos mexicanas; lo mismo levantan banquetas que ofrecen comida

Una centena de ciudadanos haitianos —hombres, mujeres e, incluso, menores de edad— son requeridos a diario por una empresa de la construcción que remoza las banquetas en la alcaldía Cuauhtémoc de la capital del país.

Personas migrantes de origen haitiano

Grupos de personas afrodescendientes se pueden observar desde las 6:00 horas, pasar por distintos barrios de esta zona de la ciudad, realizan labores de limpieza y de albañilería, incluso, en el propio Paseo de la Reforma.

Las inmediaciones de edificios, como la Secretaría de Hacienda y Crédito Público o la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) de la Fiscalía General de la República son testigos del ir y venir de los ciudadanos haitianos.

Lo hacen con palas, carretillas o con herramientas que les funcionan para levantar las banquetas o recoger los escombros. Lo único que no manipula son las máquinas con las que se apoyan los trabajadores para levantar grandes piezas de cemento.

En entrevista, el ingeniero Jorge Gutiérrez Hérnandez, encargado de una parte de las obras, relata que los haitianos son contratados por 50 pesos el día; “se les paga diario y al final de la jornada, que termina a las 20:00 horas.

“Claro que no tienen prestaciones, porque no son personas contratadas, incluso, algunos no tienen papeles, pero eso no le interesa a la empresa. Los apoyamos porque sale más barato que un mexicano”, dice.

El mexicano explica que una línea de cableado pasará por el subsuelo, por lo que ahora se hacen trabajos de excavación y canalización, “la delegación (alcaldía Cuauhtémoc) va aprovechar, además, en cambiar las banquetas, para colocar rampas para personas con sillas de ruedas en las esquinas”.

Por su parte, Gerline Boyer, ciudadana de Haití, aprovecha un pequeño receso para explicar que ella, su hermano y su padre, han decidido colaborar con la obra, porque “estamos esperando a que nos den la visa humanitaria y poder seguir hacía el norte, a Estados Unidos.

Personas migrantes de origen haitiano

“Estamos aquí desde principios de noviembre y queremos seguir, pero los papeles aún no los da la migra, tenemos que ir una vez cada semana para preguntar de nuestro trámite y poder seguir para Estados Unidos”, dice a este reportero.

El dinero nos alcanza para comer y pagar el cuarto donde nos quedamos, no pedimos más; trabajo es trabajo y estamos agradecidos por eso; con la migra porque aquí no nos molesta, en Chiapas nos molestaban mucho”.

Con información de Sociedad Noticias

whatsapp image 2021 11 27 at 4.02.39 pm e1641228174334

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: