La docena trágica de los setenta

Dante Pinal.-

Hay un pasaje en la historia de los años setenta, que el presidente López Obrador o no quiere recordar o simplemente evita mencionarlo por las similitudes que hay actualmente con su forma de gobernar.

Los sexenios priistas de Luis Echeverría y José López Portillo son conocidos como parte de la “Docena Trágica” por ser gobiernos populistas, demagogos, los cuales a pesar de haber logrado crecimientos económicos anuales del 6.1por ciento, se dedicaron a regalar dinero en lugar de fomentar la inversión productiva.

Además, los recursos se despilfarraban, mediante programas asistencialistas que a la postre resultaron ineficientes e inoperables.

La diferencia es que en esos sexenios, con todo y el boom petrolero lopezportillista, ambos gobiernos se dedicaron hacer creer a los mexicanos  la ilusión de una abundancia ficticia y tuvieron que recurrir a endeudamientos, escondiendo su “generosidad” con grandes deudas y derroche de sus colaboradores.

En el presente sexenio, si bien es cierto que la administración lopezobradorista no ha “recurrido” a prestamos en el extranjero, aunque los datos del Banco de México son otros, el retorno de la política populista tendrá fatales consecuencias muy difíciles se superar.

La inflación en el país no cede en los últimos 2 años en el que se ha reflejado tasas anuales del 6 al 7 por ciento, los programas asistencialistas del presidente López Obrador van en ascenso.

Similar a los años setenta, el gobierno morenista mantiene sus altas preferencias gracias a las dadivas que le ofrece a una población extremadamente golpeada por la crisis económica ávida de tener oportunidades laborales.

Como si fuera un retrato de los gobiernos priistas de la docena trágica, el presidente López Obrador mantiene su política de confrontación con empresarios, científicos, intelectuales y ahora incluso, con estudiantes.

Solo que hace cinco décadas quienes criticaban eran grupos extranjeros que estaban al acecho en contra del crecimiento del país. Ahora los enemigos de la 4ª transformación son los grupos de derecha, los fifis y todo aquel que se atreva a criticar su modelo económico cien por ciento populista y asistencialista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: