De paraísos e infiernos

Leonardo Báez Fuente-.

Los Pandora Papers descubren a los ojos de “Nosotros los pobres” la existencia de lugares condenados por la corrección política y los más altos intereses de “lo bueno y lo justo” en dónde “Ustedes los ricos”, guardan sus “ganancias indecentes”: Los paraísos fiscales. Pero lo que nunca nos explican es en qué consisten dichos lugares de horror y maldad en donde los poderosos no hacen caso de la “justicia social” y guardan sus perniciosos caudales. Voy a tratar de explicar en este breve artículo qué son y por qué se les condena.

Un Paraíso Fiscal es un país o zona de un país en donde existen  las siguientes circunstancias: una tributación bajísima o inexistente respecto de las ganancias obtenidas; la facilidad de constituir sociedades controladoras o de inversión sin grandes complicaciones; y finalmente y por las que se les odia, por un secreto bancario  impenetrable que impide informar a las autoridades de otros países el origen y destino del dinero depositado en las cuentas bancarias radicadas en esa zona.

Lo interesante de los paraísos fiscales es que son zonas que han tenido un gran crecimiento económico dado que hacen que las ganancias que se obtienen en ellos se reinviertan ahí mismo dadas las facilidades que para el trabajo y el flujo de dinero dan.

Es notable que los gobiernos de dichos lugares entendieron lo que las burocracias mundiales jamás van a reconocer: Que entre más libertad den al capital y al trabajo, más fácil es el crecimiento económico y de bienestar  de un país. Sin embargo, se acusa a dichos paraísos de ser cuevas de bandidos en donde el crimen organizado y “los corruptos del mundo” esconden sus ganancias fuera del alcance de los burócratas tributarios y su permanente obsesión por recaudar más dinero para alimentar a los gobiernos que cada día son más corruptos e ineficientes, justificando eso a través de la falacia de la “justicia social”.

Tenemos que entender algo muy simple: La obligación coercitiva para la población de contribuir con los gastos del gobierno no es ni más ni menos que un cobro de piso regulado y que los sistemas de seguridad social son esquemas de fraude piramidal en donde los que más aportan a ellos no reciben las ganancias reales de los mismos, ya que éstas se van a los que aportaron antes que ellos. Todo lo anterior sancionado por una fuerza represora que es el gobierno.

Sí a una persona le ofrecen mejores condiciones para su dinero y sus ganancias en lugares en donde no se les va a extorsionar, tengan por seguro que se van a ir a donde mejor les convenga. Los paraísos fiscales son absolutamente indispensables dado que a través de ellos los grandes flujos de dinero se mueven haciendo que el mercado capitalista sea fluido y exitoso.  Lo paradójico es que los políticos que los condenan y satanizan, guardan en ellos el dinero que rapiñan constantemente a sus países de origen. Por algo será.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: