Las compras del gobierno

Dante Pinal.-

Amparados en el artículo 41, de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público, el gobierno realiza sus compras sin sujetarse a los procesos de licitación y las ejecuta a través de invitación a tres personas o las adjudica directamente.

Es más, como estamos en tiempos de pandemia la fracción II del citado artículo, los exime también de realizar licitaciones abiertas “como consecuencia de caso fortuito o de fuerza mayor…”

Las adjudicaciones directas realizadas desde el gobierno supera  los 210 mil 195 millones de pesos, en el año anterior solo el 40 por ciento de las compras se realizaron a través de licitaciones.

La 4T llegó escrupulosamente investigando todas las compras realizadas en el pasado sexenio, incluso culpando a miles de ex funcionarios de ser parte de la corrupción, cientos de casos han sido desechados por las autoridades ante la falta de pruebas fehacientes que comprueben la culpabilidad de ex trabajadores gubernamentales.

Entonces ¿por qué la propia 4T no pone un alto a esas compras directas y continua eximiendo a sus propios funcionarios de  aplicar la ley de adquisiciones como se debe?

Si el presidente López Obrador pregona a diario que la corrupción ya se terminó en su gestión ¿por qué permite se continúe con la práctica de compras directas?

La corrupción no termina, ahora se aplican criterios de compras haciendo a un lado la transparencia y rendición de cuentas, palabras que por cierto, les causa tirria a la mayoría de los funcionarios lopezobradoristas.

Por eso odian no solo al Instituto de Transparencia, pasa lo mismo con organismos autónomos que vigilan y observan el uso transparente de los recursos públicos del Gobierno.

Diversos institutos quienes han denunciado la opacidad e irregularidades en las compras de gobierno, especialmente en la adquisición de equipo e insumos médicos los cuales fueron adquiridos a sobreprecios.

Esta será la honrosa herencia que nos dejará el movimiento transformador: la no transparencia ni la rendición de cuentas, la opacidad y miles de irregularidades que ojalá se sepan algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: