Encinas, el mensajero de Palacio

Mauricio Juárez.-

Alejandro Encinas es un personaje cercano al presidente López Obrador. Tiene toda su confianza. Por eso, en 2006 lo reemplazó en el Gobierno del Distrito Federal, cuando el tabasqueño buscó por primera vez la presidencia de la República.

El subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación es un político leal, serio y disciplinado.

Por eso no puede tomarse solo como una anécdota ni como un choque circunstancial el mensaje que le llevó al coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal.

Reclamó que el Congreso no haya aprobado un periodo extraordinario para desaforar al diputado morenista Benjamín Saúl Huerta, acusado de abusar sexualmente de menores de edad.

Difícil que Encinas se haya ido por la libre. Es probable que desde Palacio Nacional le pidieran expresarse en esos términos.

Las palabras del subsecretario tienen doble filo: el primero es la pérdida de confianza del presidente en Monreal, y el segundo apresurar un extraordinario para proceder con el desafuero del morenista.

El subsecretario Alejandro Encinas.

El mandatario mexicano, hombre de símbolos, sabe que no actuar envía una señal de encubrimiento, lo cual va contra uno de sus mensajes centrales: “no somos iguales”.

Monreal es señalado en Palacio Nacional y en Morena por jugar las contras en la elección del 6 de junio, sobre todo en la Ciudad de México, negándole el apoyo a la consentida presidencial, Claudia Sheinbaum.

El zacatecano operó en la alcaldía Cuauhtémoc a favor de la candidata opositora, Sandra Cuevas, quien finalmente se impuso a la siempre combativa Dolores Padierna.

López Obrador –aunque lo niegue—sí es un hombre de venganzas, y Monreal no escapará a su ira. Lastimar su proyecto presidencial para 2024 tiene costos y el zacatecano empieza a sentir el desprecio presidencial.

La respuesta de Monreal, exigiendo respeto a los tiempos y trabajo legislativo, no fue para el subsecretario, fue para el presidente.

El senador no es un bisoño. Sabe que Encinas solo fue el mensajero de Palacio. Tendrá que acelerar el desafuero de Saúl Huerta si no quiere hacer enojar todavía más al presidente.

Los próximos, serán años complicados para el senador Monreal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: