Los 200 mil fallecidos

Dante Pinal.-

Nuestro país llega a la mortal cifra  de 200 mil 211 decesos por el coronavirus. Lejos están aquellas predicciones del subsecretario Hugo López-Gatell, que de llegar a los 60 mil fallecidos, sería una catástrofe.

A un año del primer contagio, ya se convirtió en un hecatombe. Se confirman 2 millones 214 mil casos. Ayer fue el día que el número 2, fue el fatal común denominador.

Por un lado, el gobierno insiste que vamos bien y está dominada la curva, pero el número de contagios sigue elevándose. Por el otro, nunca sabremos las cifras extraoficiales. Las personas que llegan a contagiarse, prefieren atenderse en sus propias casas por el temor a hospitalizarse y no volver a ver a sus seres queridos.

Las autoridades de salud, por primera ocasión, ya advierten de una tercera ola de contagios. Por qué no lo vaticinaron a tiempo. ¿Cómo pueden decir que va a ser el tercer repunte, si no hemos salido de la primera ola de contagios?

Una característica de este gobierno, es nunca reconocer sobre las estrategias fallidas. Desecharon desde un inicio el uso de cubrebocas como una medida para evitar la propagación del virus, decían que no servía.

Foto de Hakan Erenler en Pexels.com

Pensaron que sería como la influenza,  que se pudo controlar en pocos meses, gracias a la unión del Gobierno Federal y los gobernadores de los estados. Pero en está nueva embestida bacteriológica, desde hace más de 10 años aprendimos a convivir con el H1N1 y nos aplicamos la vacuna año tras año.

El coronavirus es una bacteria que tiene diversas variantes, y cuando se descubren son más letales que las del inicio de la pandemia.

Los reproches de López-Gatell contra la prensa ya son continuos. Ahora califica de obsesión informar las cifras de fallecidos, como si fueran números que se puedan ocultar cuando son datos proporcionados por la propia Secretaría de Salud.

¿Cuándo llegara el número vacunas para todos? Es una incógnita. Por lo pronto siga cuidándose, ejecute los protocolos de limpieza. Guarde la sana distancia. Y sobre todo utilice el cubrebocas, aunque el presidente López Obrador no lo haga. El buen juez por su casa empieza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: