El silencio de los corderos

Mauricio Juárez.-

El Consejo de la Judicatura Federal se quedó mudo ante el embate del presidente Andrés Manuel López Obrador en contra del juez federal Juan Pablo Gómez Fierro, quien detuvo, temporal e indefinidamente, la reforma a la Ley de Industria Eléctrica.

No es extraño que este gobierno atente contra la división de poderes cuando una resolución va en contra de sus caprichos. Tampoco que desde el primero de diciembre de 2018 el Poder Judicial comprometa su independencia.

El ministro presidente de la SCJN y del CJF, Arturo Zaldívar, está arrodillado ante el presidente. La división de poderes ya no está en riesgo, simplemente no existe desde que López Obrador tomó posesión. Los poderes Legislativo y Judicial atienden dócilmente sus indicaciones.

López Obrador intimida desde el púlpito presidencial a todos aquellos que no se someten a sus designios. Ahora tocó el turno al juez Gómez Fierro.

Es indignante y vergonzoso que los ministros de la Corte y los integrantes de la Judicatura, ambos lidereados por el ministro Zaldívar, guarden silencio cómplice ante la intromisión presidencial. Como corderos permiten, además, las agresiones a un juez.

En su columna Arsenal, en Excélsior, el columnista Francisco Garfias publicó una declaración que le hizo el ministro en retiro José Ramón Cossío: “Hay un recurso contra la suspensión. Se llama recurso de queja. Lo resuelve el tribunal colegiado. La suspensión se tiene que otorgar siempre, salvo cuando haya una razón específica para no otorgarla”.

Cossío desnudó la ignorancia que impera en Palacio Nacional.

Ministro Arturo Zaldívar

La Asociación Nacional de Magistrados de Circuito y Jueces de Distrito del PJF respondió al presidente que el único compromiso de los juzgadores es con la Constitución y con la independencia para garantizar un efectivo Estado de Derecho.

El sábado, el ministro Zaldívar dio una respuesta en Tuiter tibia y evasiva: “Las y los jueces federales actúan con independencia y autonomía. El #CJF garantiza que puedan ejercer su función con absoluta libertad. Sus fallos pueden ser recurridos, pero siempre respetados bajo la óptica de la independencia judicial”.

Parece que el presidente de la Corte y del Consejo de la Judicatura no quiere hacer enojar a López Obrador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: