De las rectorías económicas y desastres anexos

Leonardo Báez Fuente.-

Viendo una película mexicana de los años sesenta, aprecié que se había formado una clase media que podía vivir cómodamente con un solo ingreso y que México prosperaba. A partir de los años setenta  empezó el proceso de pauperización de la clase media, situación que se aceleró desde los años ochenta y noventa con las sucesivas crisis económicas causadas por la desastrosa idea de que la economía debe estar regulada y dirigida por el gobierno en un matrimonio profano y vil.

He tenido a bien impartir cátedra en diversas universidades y haber iniciado hace casi treinta años mis estudios en Derecho y desde ese entonces me enseñaron como uno de los enormes logros del priiato en épocas recientes, elevar a rango  constitucional y como garantía individual (nunca entendí por qué) la Rectoría Económica del Estado.

¿De qué se trata esta rectoría? En pocas palabras, en 1983 los artículos 25 y 26 constitucionales fueron totalmente reformados, y se nos impuso que el Estado (léase el gobierno) planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional, y llevará al cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general, mediante un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional, es decir que el gobierno es quien decide qué, cómo, cuándo, dónde, por qué y para qué se llevará a cabo la totalidad de las actividades económicas nacionales, ya sean públicas o privadas.

Foto de Stas Knop on Pexels.com

Estas reformas constitucionales que han sido modificadas en múltiples ocasiones para justificar la creación de los Planes Nacionales de Desarrollo, documentos que nunca han pasado se ser un catálogo de mentiras sazonadas con buenas intenciones (de las que se encuentra empedrado el camino al infierno), sólo nos han llevado desde hace casi cuarenta años al estancamiento económico y a la caída de la población en el marasmo de la pobreza y la desaparición del poder adquisitivo del dinero nacional.

Es el caso actual, que siendo la noticia del día la pandemia, nadie ha reparado que la economía mexicana se encuentra en una crisis desastrosa causada por la estúpida idea de que la economía debe ser manejada por el gobierno, y dada la notoria incapacidad, soberbia y estulticia de la clase política y el funcionariado nacional no se ve cuándo se va a solucionar este cataclismo.  Estamos en manos de un grupo de imbéciles jugando al gobierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: