El Fantasma de la calle Magnolia

Leonardo Báez Fuente.-

Estos días de encierro forzoso,  me hizo asomarme a mi biblioteca y releer varios textos espejo de la situación actual: Tragicomedia Mexicana de José Agustín y sobre todo, Los últimos 91 días y Los Caciques ambos de Carlos Loret de Mola Mediz, textos narran de una manera descarnada el demencial sexenio de Luis Echeverría.

Releer las imbecilidades de Echeverría son materia de espanto y esperpento, no por lo que hizo, ya que llevó a un país relativamente pujante a un desastre político y económico que continuó su inefable sucesor José López Portillo y que se volvió incontrolable en el sexenio de Miguel de la Madrid, quien fue el que tuvo que llevar a cabo las dolorosas medidas para sanear la resaca de la república burocrática descontrolada que este par de  irresponsables fomentaron y elevaron a la categoría de paraíso del desgobierno, la cuatitud y la corrupción rampante; sino porque no aprendimos de esos errores y el actual gobierno pretende repetirlos constantemente y a mayor escala.

Lo trágico del asunto no es que hayan existido y malgobernado este país por doce años, sino que sus beneficiarios siguieron adelante al crear una supuesta “izquierda” que buscaba encaramarlos de nuevo al poder para seguir con su desastre gubernamental. Nada aprendieron pero nada olvidaron y desataron sus fuerzas para convencer al electorado nacional que había que volver a esos nefastos tiempos donde ahora ellos combatirían la corrupción y el desgobierno que los “neoliberales” dejaron a su paso cuando afortunadamente, los desalojaron parcialmente  del poder.

Foto de cottonbro en Pexels.com

El actual régimen quiere regresar a los tiempos de control total del gobierno sobre el país, en donde nada se podía hacer sin el beneplácito del tlatoani mayor, donde éste último era intocable no obstante las estupideces que hiciera, y lo que decidiera era ley suprema por encima de la Constitución. Todos sometidos a sus caprichos y berrinches y sólo bendecidos sí nos encontrábamos en las cercanías del Círculo del Poder. Por ello es que ahora pretenden encaramarse en el poder y probaron las hieles de estar alejados del máximo poderío y ahora no se van a querer ir jamás de ahí.

Echeverría tiene a bien seguir vivo y casi centenario, sus acólitos regresaron a actualizar su legado resucitando a  un mal fantasma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: